Piden detallar fracking y daño a sociedad civil

Anticipan, en caso contrario no darán acceso de equipo y maquinaria para realizar la práctica de perforación y fractura de la capa terrestre.
Campesinos siguen oponiéndose al Proyecto Monterrey VI.
Campesinos siguen oponiéndose al Proyecto Monterrey VI. (Aristeo Abundis)

Pánuco

Campesinos del norte de Veracruz, explican persisten en realizar un frente común de defensa desde Chicontepec hasta Pánuco con el que se opondrán al inicio de las actividades de Petróleos Mexicanos en relación a los trabajos de la fase de exploración utilizando lo que se conoce como nuevas tecnologías para la exploración y producción de aceite terciario en el norte del estado-, lo que a su vez se ha denominado como fractura hidráulica o fracking, utilizada para la extracción de gas lutita.

Eladio del Ángel García, secretario general de la llamada Unión Campesina Popular de Veracruz, precursor de este movimiento dijo tener el respaldo de un partido a nivel estatal como nacional, lo que generará un esquema estratégico que evite estos trabajos que dijo, son un peligro para la población por la contaminación que generarían en los mantos freáticos.

Del Ángel García, señaló en el municipio de Pánuco, tras una provocar movimientos sísmicos en la región del norte de Veracruz, desde Chicontepec y hasta el sur de Tamaulipas.

La situación es seria, señaló, pues esa fractura de rocas, va a provocar contaminación en los veneros de agua o mantos freáticos, puntualizando que se deben de buscar otras formas de exploración y producción de aceites, pues este sistema esta incluso prohibido en algunos países por el daño que significa.

Explicó que tienen el apoyo de la organización Internacional Green Peace, cuyos especialistas técnicos e investigadores, se han pronunciado en contra de este tipo de mecanismos que generarán contaminación y atentado al equilibrio ecológico.

García del Ángel dijo que especial atención debe ponerse al esquema del llamado Proyecto Monterrey VI ya que existe un estudio que señala que luego de que el líquido de los pozos del norte del estado suelen ser salinos, inutilizables en el fracking (proceso de extracción)", de abrirse 20 mil pozos de explotación de gas de lutitas y en el paleocanal de Chicontepec, se proyectarán miles de pozos.

Estos con el uso de la fracturación hidráulica, requerirán tanta agua como la necesaria para el consumo de entre 4.9 y 15.9 millones de personas durante un año.

Así mismo esto llevaría a provocar sismos que dañan viviendas cercanas a los pozos de gas de lutitas, como lo denuncian reiteradamente habitantes de localidades como "los Ramones" en Nuevo León, señalando que la proyección sería incluso utilizar el agua del río Pánuco para esta finalidad.