Zona noreste, la que tiene más periodistas desaparecidos

En el área se han presentado 23 casos en los últimos 14 años, reporta la fiscal especial para la Atención a Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, Laura Angelina Borbolla Moreno.
La fiscal especial dio una conferencia en un evento organizado por la Asociación de Periodistas de Nuevo León, la Comisión Estatal de Derechos Humanos y la Suprema Corte de Justicia.
La fiscal especial dio una conferencia en un evento organizado por la Asociación de Periodistas de Nuevo León, la Comisión Estatal de Derechos Humanos y la Suprema Corte de Justicia. (Juan Gerardo Porras Rodríguez)

Monterrey

La zona noreste del país, que integra a estados como Coahuila, Tamaulipas, Durango, San Luis Potosí, Zacatecas y Nuevo León, es la que registra mayor número de desapariciones de periodistas, con 23 casos de enero de 2000 al 31 de agosto de 2014, informó la fiscal especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, Laura Angelina Borbolla Moreno.

En tanto, los estados de Chihuahua, Veracruz y Tamaulipas son los que tienen más casos de homicidios a periodistas en los últimos 14 años, con 16, 15 y 13 asesinatos, respectivamente, añadió la funcionaria.

Borbolla Moreno ofreció este martes la conferencia charla “Prevención de Delitos; Retos y Obstáculos en la Investigación de Agresiones a Periodistas”, en un evento organizado por la Asociación de Periodistas de Nuevo León, la Comisión Estatal de Derechos Humanos y la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la Casa de la Cultura Jurídica de Monterrey.

Indicó que del 5 de julio de 2010 al 31 de agosto de 2014, la fiscalía especializada ha iniciado 211 indagatorias por el delito de amenazas, 109 por abuso de autoridad y 46 por homicidio.

Reconoció que existen entidades como Tamaulipas, en donde los periodistas han practicado la autocensura como forma de protección. En este caso, mencionó, la fiscalía tiene poca claridad, porque tampoco recibe denuncias.

Borbolla Moreno dijo que cuando ocurren agresiones contra periodistas recibe muchos escritos por parte de organizaciones de otros países, en los que le piden dar seguimiento a estos casos, pero lamentó que nunca reciba solicitudes de mexicanos.

La fiscal señaló que las buenas prácticas profesionales de los periodistas, como documentar bien la información, evitar los calificativos, y en lugar de eso, aportar datos concretos, disminuyen el riesgo de ser víctima de alguna agresión.

Explicó que la importancia de crear una Fiscalía especializada contra agresiones a periodistas es porque de esta manera se protege el ejercicio de la libertad de expresión para informar a la sociedad.

Recordó que en un principio, la Fiscalía Especial se creó sin “dientes”, porque se topaban con el hecho de que no podían intervenir en muchos delitos, porque éstos caían en el fuero común, sin embargo, se hicieron reformas, y ahora, a pesar de estar en esta categoría, pueden atraer los casos.

Esto no significa que se federalicen los delitos, aclaró, porque los ilícitos no están en el Código Penal Federal, sino que simplemente la Fiscalía investiga los casos en donde los delitos afectan a la libertad de expresión y el ejercicio del periodista.


Presentarán iniciativa de ley

En el evento, Jesús Óscar González Medina, presidente de la Asociación de Periodistas de Nuevo León “José Alvarado Santos”, adelantó que en próximas semanas presentarán una iniciativa de Ley de Protección a Periodistas.

Comentó que el anteproyecto fue puesto a consideración de la comunidad en general y la Comisión Estatal de Derechos Humanos realizó una serie de observaciones al mismo, las cuales serán analizadas por los integrantes de la agrupación de periodistas y abogados.

La presidenta de la CEDH, Minerva Martínez, quien también estuvo en el presídium, indicó que están listos para trabajar de manera conjunta con la asociación.

Al respecto, la fiscal especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, Laura Angelina Borbolla Moreno, avaló la intención de crear esta ley, ya que dijo, todas estas aportaciones son positivas y ayudan a prevenir las agresiones contra los profesionales de la información.

Al evento también asistió Angélica Arévalo Castro, directora de la Casa de la Cultura Jurídica de Monterrey, periodistas y abogados.