Analista ve finanzas difíciles para nuevo Gobierno de NL

La próxima administración tendrá que realizar ajustes en los gastos superfluos, o bien, renegociar sus deudas, estimó Abel Hibert, ex presidente del Colegio de Economistas.

Monterrey

Las finanzas para la nueva administración estatal de Nuevo León tendrán un panorama difícil ante las expectativas económicas del país, advirtió Abel Hibert, ex presidente del Colegio de Economistas.

Tras darse a conocer que el Gobierno del Estado ya ejerció durante este 2015 un monto de mil 300 millones de pesos de deuda, el especialista previó un panorama delicado ante los nuevos intereses.

Para poder amortiguar el gasto en la deuda, el economista señaló que el próximo gobierno tendrá que llevar a cabo ajustes en los gastos superfluos, o bien, renegociar sus deudas para evitar fallar con sus responsabilidades.

“La próxima administración definitivamente va a tener que hacer ajustes, que ojalá que los haga en gastos y rubros superfluos en los que muchas ocasiones se criticaron a la presente administración y realmente se dediquen a infraestructura.

“Se deberá analizar el gasto en promoción, revisar las condiciones salariales de la alta burocracia del Estado, hacer un uso más eficiente de todos los recursos del Estado, ver si la Torre Administrativa está dando los ahorros que se esperaban”, manifestó Hibert.

De no llevarse a cabo ajustes en los gastos del Estado para mejorar sus finanzas, el especialista en Economía, indicó que la autoridad podría obligarse a buscar nuevas fuentes de ingresos, y una de ellas podría ser en materia fiscal.

Explicó que la situación económica en México no está creciendo como se tenía previsto, por lo cual se esperan recaudaciones bajas, lo que impactaría directamente en las entidades de la República Mexicana.  

Los ajustes en el gasto, aseguró el economista, permitirán que no se afecten responsabilidades del Estado en materia de salud, educación, seguridad, entre otros rubros importantes.

“El próximo Gobierno va a tener un margen financiero muy limitado para poder hacer sus secciones y toda la parte de obra pública”, mencionó.

Si bien actualmente el Estado cuenta con una cifra en materia de deuda, el ex presidente del Colegio de Economistas manifestó que la próxima administración deberá estudiar el monto real de lo que se debe para posteriormente actuar.

“El principal reto será conocer exactamente la deuda; y segundo, buscar los mejores términos de negociación con los bancos o instituciones financieras con los cuales se tiene esa deuda para que, de alguna manera, el Gobierno pueda afrontar otros compromisos”, refirió.