NL enfrenta fuerte presión financiera: Fitch Ratings

Aunque su perfil de deuda y fuente de pago son favorables, el servicio de los pasivos limitará el nivel de inversión y generará una alta dependencia de los recursos federales. 

Monterrey

La agencia calificadora Fitch Ratings señaló que con el programa de reestructura-refinanciamiento realizado por el Gobierno de Nuevo León en 2013, si bien coloca a éste con un perfil de deuda y fuente de pago favorable, el servicio anual de deuda (intereses y amortización) estimado ejerce una presión fuerte sobre la flexibilidad financiera de la entidad.

Mediante un comunicado emitido a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la evaluadora de calidad crediticia ratificó su calificación “BBB+(mex)”, con perspectiva estable. Asimismo, ratificó la calificación de las emisiones bursátiles del Estado en “AA(mex)vra”, y la calificación de diversos créditos bancarios de largo plazo en “AA(mex)vra”.

Señaló que en este año, el servicio de la deuda se presupuesta en tres mil 315 millones de pesos, esto limita el nivel de inversión realizado con recursos estatales, lo cual genera una dependencia alta a ingresos federales o nuevos financiamientos para cubrir los posibles programas de inversión.

Adicional a la deuda directa, el Estado, dijo Fitch, contrató financiamientos con la banca de desarrollo bajo el esquema de Bono Cupón Cero, cuyo saldo al mes de junio de 2014 es de siete mil 426 millones de pesos.

De acuerdo con su operación, el Estado sólo es responsable del pago de intereses y el principal se liquidará en una sola exhibición al vencimiento (20 años) con los recursos provenientes de la redención del bono.

Por lo anterior, Fitch no considera el saldo de estos créditos en el nivel de apalancamiento; por su parte, el pago de intereses sí computa en el indicador de servicio de la deuda, señala la agencia calificadora en el comunicado.

Se indica que respecto a las finanzas públicas, la calificación del Estado contempla el que las acciones del POFIF se reflejarán en una mejora en su flexibilidad financiera en el corto y mediano plazo, factor de relevancia dado el nivel elevado de endeudamiento y de pasivo circulante que registra Nuevo León.

Por otra parte, al mes de junio de 2014, se reporta un saldo de 15 mil 989 millones de pesos de deuda considerada sin responsabilidad directa para el Estado. Dicho monto corresponde, en mayor parte, a la Red Estatal de Autopistas, el resto es deuda bancaria de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM). La mayor parte de estos financiamientos, añade Fitch, poseen calificaciones altas, y tienen como fuente de pago ingresos de dichos organismos descentralizados.

Enfatiza que el nivel de deuda en entidades descentralizadas representa una limitante a la calificación de Nuevo León.