Podrían sacar trenes de la ciudad

Con las modificaciones a la Ley Ferroviaria se podrá impulsar la conclusión del libramiento, señaló el diputado federal Abel Guerra Garza.
La intención es que se construya un libramiento.
La intención es que se construya un libramiento. (Archivo)

Monterrey

De ser aprobada la reforma de Ley Ferroviaria, permitiría impulsar a nivel local el proyecto de libramiento ferroviario que ha estado en suspenso y el cual vendría a desahogar el paso del ferrocarril en un 90 por ciento en el área metropolitana de Monterrey, señaló Abel Guerra Garza, diputado federal.

Añadió que la iniciativa de reforma ferroviaria será aprobada sin ninguna dificultad y deberá estar lista para el mes de abril.

Dijo que el Senado de la República iniciará en esta semana unos foros de consulta, en los que se escuchará a los empresarios ferrocarrileros, y en abril de este año antes de que termine el periodo legislativo, estará ya aprobada.

“No creo, estoy totalmente seguro que pasará de manera fácil y unánime. Va a aprobarse con suma facilidad”, afirmó el legislador federal por Nuevo León.

Guerra Garza comentó que para los habitantes de Monterrey y su área metropolitana, la aprobación de esta reforma de Ley Ferroviaria traerá un beneficio adicional al abrirse la posibilidad de gestionar ante la SCT para que ésta obligue a terminar el libramiento ferroviario.

Señaló que los legisladores federales por Nuevo León empujarán para que la SCT promueva la conclusión del tramo que falta a fin de habilitar el libramiento, de esta manera se permitirá que 90 por ciento de los trenes deje de pasar por la ciudad y su periferia.

Pero también se abre la coyuntura para que el Gobierno del Estado impulse una serie de proyectos tendientes a mejorar la vialidad y el transporte público de pasajeros al habilitar esas vías para uso de transporte urbano, entre otras acciones.

El diputado federal argumentó que el objetivo de esta reforma de ley es crear condiciones de competencia entre las empresas existentes y otras que puedan surgir.

“Como legisladores, pensamos que si un país como México, donde su vocación es la logística, entonces no pueden tener cabida monopolios”.

Indicó que han sido 17 años los que las empresas ferroviarias han operado en el país, y no han cumplido con los preceptos de la concesión que era tener tarifas y servicios competitivos.

Aseguró que las tarifas que aplican las compañías ferroviarias en México son más caras que el transporte de carga, la diferencia es entre 30 y 40 por ciento.

Dijo que en Estados Unidos el sector ferroviario no maneja concesionarios, sino permisionarios.

La iniciativa de reforma de ley, mencionó, dará espacio a la figura de permisionario, así como de autoservicio, es decir, para que toda aquella empresa pueda tener su propio tren sin fines mercantiles, solamente con la finalidad de trasladar sus productos.

Criticó que las empresas ferroviarias cobren, no sólo tarifas caras, sino que establezcan un sobreprecio con cargo a las empresas usuarias, “estas compañías cobran a los usuarios del servicio el costo del diesel”.

Ayer MILENIO Monterrey publicó que de acuerdo con el proyecto, en el caso de mercancías de empresas privadas, la tarifa más alta es en la ruta Piedras Negras-México, que es de mil 794 kilómetros; transportar una tonelada en ferrocarril cuesta mil 700 pesos, y en tráiler 567, una diferencia de mil 133 pesos, 67 por ciento más.

Otra tarifa contrastante es la de la ruta Guadalajara-Mazatlán: por tren, mover una tonelada de mercancías cuesta 719 pesos, a lo largo de 594 kilómetros; y por tráiler, 260 pesos, esto más 459 pesos y un costo extra de 64 por ciento.