CRÓNICA | POR LUIS CARLOS VALDÉS

La Feria del Regreso a Clases, el paso de una 'cara' tradición

"DEL QUINIENTÓN PA' ARRIBA", CLAMÓ UNO DE los PADRES, QUIENES CAMINABAN CON BOLSAS REPLETAS.

Aunque el cielo esté nublado, la humedad se siente y el malestar de algunos padres incrementa el sacrificio que para algunos ya es costumbre y para otros es la primera vez que realizan estos gastos.

Algunos padres regresaron con más dinero gastado de lo pensado.
Algunos padres regresaron con más dinero gastado de lo pensado. (Miguel Ángel González )

Torreón, Coahuila

Para muchas familias es un verdadero sacrificio juntar el dinero para adquirir los útiles escolares, desde meses atrás, algunas amas de casa, como Marisol Gutiérrez, tuvo que mermar el gasto en la despensa y así completar para estos accesorios que usará su hija, quien apenas entrará a la primaria.

En el mismo lugar, más que útiles escolares, el stand que tuvo mayor demanda fue el del Registro Civil, ya que se expedian actas de nacimiento a muy bajo precio.

Caminar por entre los toldos ubicados en esta feria y conocer la distinta oferta comercial alli presente, es presenciar y sentir un ambiente casi festivo.

El casi es porque finalmente, los padres de familia tenían que cargar no sólo con las bolsas llenas de útiles escolares, sino también con la responsabilidad de tener que destinar gran parte de su dinero en la adquisición de esos productos.

Algunos de ellos ofrecían descuentos interesantes, otros lo hacían dando cupones de descuento válidos únicamente en las sucursales, como es el caso de varias zapaterías.

Desde temprana hora, los comerciantes se instalaron en la explanada de la Plaza Mayor.

Aún no daban las once de la mañana y ya se habian terminado las fichas para la atención de interesados en la expidición de actas de nacimiento. Tendrán que regresar al día siguiente a hacer fila.

La alegría del pequeño Carlos se transformó en lágrima, pero no porque regresará pronto a clases.

De la mano de su madre ingresó al módulo del DIF donde su larga melena se tranformaría en un riguroso estilo de corte escolar, para llegar con todo al aula en las próximas semanas.

Sin esperar el protocolo de la ceremonia oficial de inauguración de este evento, Martha Ortiz iba ya cargada con bolsas amarillas repleta de útiles escolares

“Salió un poco más barato y con descuentos. Cada año estamos viniendo, aquí traigo a mi niña y el otro está en un curso, ya que el primero entrará a primero y el segundo a sexto de primaria”, contó mientras recuperaba parte del aliento.

Explicó que normalmente va a la papelería a comprar cuadernos, lápices, borradores, todo lo básico, “nos preparamos con tiempo para el presupuesto. Ahorita me gasté mil 200 pesos para los útiles de las dos”.

Si bien precisó que pensó que gastaría menos, indicó que preparó su presupuesto para realizar las compras necesaria para el estudio de sus hijos.

Casi como hermanas, Reyna y Rosy recorrian juntas cada comercio alli instalado. Esta sería su primera visita a una Feria de Regreso a Clases.

El hijo de cada una entraría a primero de primaria. Determinaron realizar las compras juntas, ya que era la misma lista y era la primera vez que surtirán la mochila para sus hijos.

“Cada una hemos gastado arriba de 600 pesos, es la primera vez que venimos, pensaba gastar alrededor de 600 pesos y es básicamente lo que he pagado”.

Cuadernos, colores, pegamentos, uniformes, en fin.

Juntas han hecho las compras y ambas coincidieron en señalar que les hubiera gustado que en la feria del Regreso a Clases, hubiera más oferta de negocios especializados y no cadenas departamentales como Del Sol y Woolworth.

Y mientras que Saúl Arriaga, el niño sampetrino participante en La Voz Kids deleitaba a los presentes con sus entonadas canciones, al igual que uno que otro ballet folklórico, los compradores siguieron su andar por esta feria que los esperara hasta el domingo.

rcm