Prevén golpe de sequía a NL por “El Niño”

El director de la Cuenca del Río Bravo de la CNA dijo que los análisis de los meteorólogos indican que este fenómeno podría provocar un calentamiento inusual en las aguas a la altura del Ecuador.
De 2010 a 2013 hubo un período de 40 meses de ausencia de precipitación pluvial.
De 2010 a 2013 hubo un período de 40 meses de ausencia de precipitación pluvial. (Foto: Archivo Milenio)

Escobedo

La Comisión Nacional del Agua en Nuevo León anunció este domingo que se prevé un golpe de sequía para Nuevo León en los próximos meses, por el fenómeno de “El Niño”.

En entrevista, Óscar Gutiérrez Santana, director de la Cuenca del Río Bravo de la CNA, informó que los análisis de los meteorólogos indican que la posibilidad de la presencia del fenómeno “El Niño” traerá un calentamiento inusual en las aguas a la altura del Ecuador.

“Supone que esto traería a nuestro país humedad muy importante del Pacífico, pero esto  a la región sur-sureste del país, en contraste en la región norte-noreste del país podría tener un fenómeno asociado la sequía, es el acercamiento a los pronósticos que se están haciendo.

“Al final del mes de mayo se emitirá un pronóstico ya más certero relacionado con los próximos tres mes, que sería de junio, julio y agosto, que ya implica son los dos meses está estadísticamente que ya implica dos de los meses más lluviosos julio y agosto”, dijo.

Gutiérrez Santana afirmó que buscan estar preparados ante este tipo de señales y la posibilidad de la presencia del fenómeno o un episodio de sequía importante en la región.

Dijo, además, que actualmente las presas de La Boca, El Cuchillo y Cerro Prieto tiene un nivel actual del 91 por ciento en suma.

“Hoy en día que tenemos un muy buen nivel en a las presas, el promedio de las tres principales presas es de 91 por ciento; es muy importante que administremos, no porque las tenemos hoy quiere decir que las tengamos para los próximos años, tenemos que actuar con mucha mesura y hacer uso racional del agua.

“Esa es la invitación que se está haciendo para que, ante este pronóstico que no es halagüeño, podremos administrar adecuadamente el agua; afortunadamente a finales del año pasado tuvimos un buen periodo de humedad antecedente, tanto al final de la temporada de lluvias como un invierno con buena humedad estadísticamente hablando, y partimos de una condición promedio o media, y hay que prepararnos para enfrentar”, afirmó.

El delegado de la Cuenca del Río Bravo de la CNA señaló que no se puede predecir una sequía en un periodo largo, ya que la sequía es un tiempo acumulado de ausencia de lluvia.

Recordó que del año 2010 al 2013 hubo un período de 40 meses de ausencia de precipitación pluvial, por lo que estima que no se va a repetir esta situación.

“Esperemos que no (se repita), aunque no podríamos adelantarlo, esperemos que no sea un periodo de sequía prolongado, de hace unos cuatro años, en el 2010, hasta prácticamente marzo del año pasado tuvimos el periodo de sequía de más de 40 meses, aún y cuando se presente no sea muy drástica”, agregó.