Nuevo estadio es un legado para NL: Fernández

El presidente del Consejo de Administración de FEMSA afirma que con la inauguración del inmueble se inicia la celebración de los primeros 125 años de la compañía.
José Antonio Fernández Carbajal, presidente del Consejo de Administración de FEMSA.
José Antonio Fernández Carbajal, presidente del Consejo de Administración de FEMSA. (Roberto Alanís)

Monterrey

El empresario José Antonio Fernández Carbajal dijo que el nuevo estadio de futbol de los Rayados de Monterrey, es un espacio de convivencia familiar que impulsa el deporte y la recreación en áreas verdes, una magna obra de diseño arquitectónico, un referente ecológico, social, deportivo y cultural, un ícono del desarrollo económico de Nuevo León.

Durante el discurso inaugural del estadio BBVA Bancomer, el empresario destacó que este ambicioso proyecto también integra la recuperación de la rehabilitación del parque del río La Silla.

Ante el presidente de México, Enrique Peña Nieto, resaltó que hoy, el nuevo estadio es un auténtico legado para Nuevo León.

Mencionó que con la inauguración del nuevo inmueble se inicia la celebración de los primeros 125 años de historia de FEMSA.

El estadio forma parte de un proyecto mucho más amplio y ambicioso: el del Gran Parque Río La Silla, que consiste en la restauración y recuperación de un espacio natural, de gran importancia para Monterrey, y por donde fluye el único río vivo de la ciudad.

Indicó que tanto FEMSA como el Club de Futbol Monterrey adquirieron el compromiso de rehabilitar este parque público, lo que incluyó la reposición de mobiliario, nuevas instalaciones para niños y jóvenes, plazoletas y andadores con iluminación y un intenso trabajo de reforestación.

“Todo esto se ha hecho respetando plenamente el entorno natural y la estructura arquitectónica original. La primera etapa fue entregada a la comunidad en diciembre de 2013 y desde entonces miles de familias la disfrutan ya todos los días, sin costo alguno", añadió el presidente del Consejo de Administración de FEMSA.

Señaló que a su conclusión, el Gran Parque Río La Silla será un proyecto ecológico lineal de más de 130 hectáreas de superficie a lo largo de 13 kilómetros que unirán cinco parques públicos del municipio de Guadalupe: La Silla, La Pastora, Tolteca, Pipo y Ciudad Despierta.

Fernández Carbajal mencionó que la inversión realizada asciende a más de tres mil millones de pesos, y se generarán más de tres mil empleos directos.

Mencionó que existe el compromiso del Club de Futbol Monterrey para mantener estas instalaciones por los próximos 60 años.

“Quienes trabajamos en FEMSA nos sentimos muy orgullosos por haber concretado un proyecto armónico y de convivencia social para la zona metropolitana de Monterrey. Se han respetado las áreas habitacionales, se ha mejorado la infraestructura urbana en los alrededores, se ha fortalecido la seguridad ciudadana y, sobre todo, se ha preservado y cuidado el medio ambiente”, señaló José Antonio Fernández Carbajal.

Enfatizó que el estadio es innovador y sustentable para la comunidad.

Uno de los objetivos del nuevo estadio es impulsar el desarrollo de Nuevo León y del área metropolitana de Monterrey, con una inversión que generará actividad económica, miles de empleos directos e indirectos, siempre respetando las zonas habitacionales del área, al ampliar y mejorar las áreas verdes e incrementar los espacios de sana convivencia y esparcimiento para la población, para dar un mayor realce, equipamiento y seguridad a la zona, indicó.

Fernández Carbajal dijo que el espectáculo en la cancha, que se podrá presenciar este domingo con el partido inaugural, entre los Rayados de Monterrey y el Benfica de Portugal, podrá ser disfrutado perfectamente por cada uno de los 51 mil aficionados que albergará este inmueble.

La nueva casa del Club de Futbol Monterrey cuenta con grandes innovaciones tecnológicas: más de 900 pantallas distribuidas en todo el inmueble, dos pantallas gigantes de alta definición, internet inalámbrico gratuito, una moderna sala de prensa para 80 periodistas con todas las facilidades, así como accesibilidad total para personas con discapacidad.

Adicionalmente, están disponibles tres restaurantes y 36 puntos de venta de alimentos y bebidas.

A la ceremonia asistieron Sergio Gutiérrez Muguerza, director adjunto de Deacero; Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México y presidente del consejo de administración de Grupo Financiero BBVA Bancomer; Fernando Turner Dávila; Alfonso González Migoya, consejero de Volaris.