Policía resguarda obras en Mercado Felipe Ángeles

Algunos comerciantes se dicen descontentos con la intervención municipal y piden presencia del acalde.
Con pancartas los manifestantes mostraron su descontento con la obra que lleva hasta el momento 120 días.
Con pancartas los manifestantes mostraron su descontento con la obra que lleva hasta el momento 120 días. (Nacho Reyes)

Guadalajara

La intervención que realiza el municipio en el Mercado Felipe Ángeles se ha convertido en motivo de discordia entre un grupo de comerciantes y la autoridad, los primeros acusan que la obra se realiza de manera inadecuada, el ayuntamiento por su parte, envió elementos de seguridad pública para resguardar las obras que los manifestantes amenazaron con impedir.

Todo parece indicar que la reunión del pasado jueves entre comerciantes de este mercado y el secretario del ayuntamiento de Guadalajara, Enrique Ibarra, no fue del todo fructífera, pues aunque se anunció la recepción del pliego petitorio y el compromiso de hacer una revisión sobre la obra, esta mañana de sábado, un grupo de personas que se identificaron como comerciantes del mercado, reclamaron entre otras cosas, la duración de la obra, el hecho de que no cuenten con área de carga y descarga, y que se haya colocado adoquín, pues aseguran que daña las llantas de los “diablitos” de carga.

Los manifestantes, que fueron acompañados por algunos lapsos por la regidora Ángeles Arredondo, de la fracción del PRI en el ayuntamiento tapatío, acudieron a la calle Guelatao a las afueras del mercado y con pancartas mostraron su descontento con la obra que lleva hasta el momento 120 días, lo cual señalan ha mermado sus ventas, situación que aprovecharon los cargadores que se desempeñan con los llamados diablitos, para también señalar que el adoquín planchado, similar al que hay en algunas zonas del centro de la ciudad, no es adecuado porque daña las llantas de su equipo de trabajo.

Cabe señalar que apenas el pasado viernes, el presidente municipal, Enrique Alfaro, indicó que las obras son adecuadas y que en este tipo de situaciones ve la mano “del PRI siempre ahí metido” y agregó que los que se oponen deben entender “que no le están haciendo un beneficio a nadie, esa manera de actuar lejos de contribuir a que las cosas salgan mejor, le hacen daño a la gente”, y dijo esperar que las propias obras podrán dar la razón a la autoridad.

GPE