Insta a capacitar inspectores de San Pedro

Respecto al caso en el que autoridades del municipio amedrentaron a un grupo indígena mixteco, el presidente de Fedeco reiteró que el personal no puede gritarle a nadie.
Gilberto Marcos Handal, presidente de Fedeco.
Gilberto Marcos Handal, presidente de la Fedeco. (Raúl Palacios )

Monterrey

Para demostrar un trato adecuado a las etnias indígenas en San Pedro, la Federación de Colonias Metropolitanas (Fedeco) instó a capacitar a los inspectores de Ordenamiento e Inspección.

A decir de Gilberto Marcos Handal, titular de la Fedeco, se debe regular el comercio ambulante pero dentro del margen de la reglamentación y no con acciones fuera de lo común.

"Aquí el municipio (de San Pedro) se debe estar capacitando para este tipo de situaciones nuevas y diferentes", apuntó.

En caso de que los inspectores no conozcan el dialecto, comentó, sería importante contratar a alguien dentro del Ayuntamiento que hable la lengua para explicarles la situación.

"Lo que está mal es que los inspectores actúen más allá del reglamento. A lo mejor necesitan jalarse uno de ellos (indígenas) sobre el área para poder traducir y explicarles en su idioma", dijo.

De acuerdo a Marcos Handal, lo que los grupos indígenas buscan en San Pedro es "ganarse el pan de cada día", porque en otro lugar no encontraron oportunidades.

"Pero el hecho de que ande en la plaza vendiendo, algo en su canasta no le estorba a nadie, lo vemos también a veces dentro de los restaurantes", destacó Marcos Handal.

En tanto, el representante de la sociedad civil reiteró que aunque dentro del reglamento se prohíbe el ambulantaje, el inspector, aún con la ley en la mano, no puede gritarle a nadie o amedrentarlo.

"La ley no habla de ningún grito a nadie a ningún ciudadano mexicano en ninguno de los casos.

"En todo caso, el inspector debió haber llamado a la fuerza pública, si con todo el respeto se le dijo que no podría vender en la vía pública, pero eso es el menor de los daños, el que alguien ande circulando y vendiendo alguna cosa", manifestó.

Asimismo, el presidente de la Fedeco indicó que lo que es realmente es "grave" son las estaciones con puestos en lugares donde no está permitido.

"Justamente, la visión del sampetrino es que tradicionalmente el municipio está más limpio de ambulantes y vendedores de piso; lo que se ha visto es que últimamente la autoridad le ha aflojado y se ha ido llenando de este tipo de comercio irregular", indicó.

Fue el pasado miércoles cuando MILENIO Monterrey publicó un caso donde una autoridad de San Pedro amedrentó con amenazas a un grupo indígena mixteco.

Al respecto, la Comisión Estatal de Derechos Humanos ya investiga el caso del trato que recibieron. El organismo especificó que inició las diligencias para obtener información de lo sucedido y conformar el expediente de investigación.