El Parralito, de frutería a fayuca en 70 años

Desde hace 30 años, comerciantes llegaban en el ferrocarril con pacas de ropa usada para empezar a instalarse en la emblemática zona.
Tianguis del Parralito en Gómez Palacio.
Tianguis del Parralito en Gómez Palacio. (Jorge Maldonado Varela)

Gómez Palacio, Durango

El tianguis del Parralito en Gómez Palacio ha evolucionado en 70 años, pasando de la venta de frutas y verduras, a ser uno de los puntos referentes de artículos de segunda mano.

Desde hace 30 años, comerciantes llegaban en el ferrocarril con pacas de ropa usada para empezar a instalarse en la emblemática zona del Parralito, para ofrecer gran variedad de prendas de vestir hasta llegar a vender electrodomésticos, herramientas y calzado en 150 locales.

Conforme pasaron los años se han ido agregando comerciantes que también se instalan en otros tianguis, pues años anteriores eran pocas las partes en donde se ofertaban diferentes tipos de prendas y productos a bajos costos y eran locatarios de la colonia Centro.

"Siempre ha sido un tianguis de barrio en el que inició como un punto de fruterías que en sus alrededores cuenta aún con una panadería y una tortillería, pero al paso del tiempo no sólo somos los vecinos de la zona los que vendemos fayuca, se instalan también ambulantes", señala la locataria Ana Laura.

Indica que a pesar de que el tianguis tuvo buenas épocas de venta, el crecimiento en sitios de venta de fayuca en colonias populares ha generado que las ventas bajen debido que a diferencia de hace años, el Parralito no es el único lugar en donde pueden encontrar este tipo de mercancía.

"Las ventas cada vez van disminuyendo pues ya hay fayucas en muchas partes y hubo un tiempo donde aquí era donde acudía toda la gente en búsqueda de ropa y artículos. Ahora nos visitan muchos migrantes que van de paso y llegan en búsqueda de ropa barata", añadió.

Asegura que vender fayuca ha representado ser algo más que su propio patrón al decidir cuándo vender y vivir en el mismo lugar donde tiene su negocio.

"Me gustan las ventas y además me da para comer, ¿qué más quiero?", agregó.

dcr