Educación es factor clave para evitar delincuencia: académico de la UP

Rodrigo Soto indicó que la actividad crece a mayor desintegración familiar y por la falta de alternativas educativas.

Guadalajara

Las zonas con menor presencia familiar, pobreza y, por tanto, alternativas educativas, son según dio a conocer el abogado y profesor invitado de la Universidad Panamericana (UP), campus Guadalajara, Rodrigo Soto Morales, los factores principales de la existencia de la delincuencia.

En entrevista para Milenio Jalisco al termino de la conferencia "Las fronteras de la seguridad en México: seguridad nacional y seguridad pública en tiempos de convulsión" impartida por Carlos Demetrio Gaytán Ochoa, quien fuera sub-secretario de la Defensa Nacional en el sexenio de Felipe Calderón, Soto Morales expresó como necesario "atacar" otros puntos que aparentemente no están relacionados con la seguridad para incrementar la tranquilidad y paz de los estados.

"Es importante una política de estado que vaya en favor de fomentar la unión familiar y que los padres puedan dedicar el tiempo que sea a sus hijos es indispensable para que haya un estado de seguridad"

Cuando la gente se decide a delinquir es porque suponen que no tienen nada que perder al no tener respaldo familiar, entrada económica y educación, por lo que buscan, señaló, darle propósito a su vida con experiencias colaterales.

Por otro lado, indicó que hace falta asignación presupuestaria para capacitación de las fuerzas policiacas y militares, así como para equipo bélico que, actualmente, es limitada tanto para la compra como producción de armamento tecnológico. "Que pronto tengamos una economía de seguridad nacional, es decir que hay un sector industrial que produzca material de infraestructura nuclear y de guerra" para aprovechar el parque industrial existente y mejorar las funciones de las fuerzas armadas, sobre todo para que se dediquen a las acciones que se les faculta y no a las de seguridad pública "pero esto será cuando las condiciones de seguridad ya las generen las policías preventivas", agregó Gaytan al referir que la condición actual no es óptima y requiere de municipios preparados en la materia que privilegien la inteligencia antes que la fuerza y que realicen más prevención que persecución del delito.