Señalan contaminación con coque en Altamira

Habitantes de 7 colonias aseguran que tienen siete años luchando para que las autoridades terminen con la afectación al medio ambiente.
Buscan que compañía extranjera retire su patio de maniobras.
Buscan que compañía extranjera retire su patio de maniobras. (Yazmín Sánchez)

Altamira

Familias de siete colonias de Altamira tienen siete años luchando para sacar el patio de maniobras de la empresa Kansas City del centro de la ciudad,  a lo largo de 2 kilómetros mueve vagones con carga de coque, material que además respiran todos los días, así como cloro y se ven expuestos a trasvase de combustibles y ruidos toda la noche.

El patio de maniobras de la empresa Kansas City comienza en el túnel de la colonia Santo Domingo, sector instalado en la zona centro norte del municipio de Altamira, atraviesa la colonia Los Laureles, el centro de la ciudad, y afecta además los tres sectores de la colonia Altamira, el fraccionamiento La Florida y Laguna Florida.

Los vecinos aseguran que desde hace siete año han luchado para lograr que la empresa retire su patio de maniobras del centro de la ciudad, pues atraviesa siete colonias donde viven en cada una por lo menos mil personas.

César Gallegos Domingo, quien encabeza el movimiento, toma la palabra para advertir que no quitarán el dedo del renglón, pues todos los días se ven expuestos a la misma situación, dos veces por mes llegan los vagones cargados de cloro y circulan cerca de sus casas, el material proveniente de  Coatzacoalcos.

“Los vagones llegan cargados de cloro dos veces al mes, esos sí bien resguardados, pero siempre existe el temor de que se descarrile uno y nos exponga a todos”.

Los vecinos argumentan que ese no es el único riesgo, pues además al ser patio de maniobras se hace el trasvase de combustible bajo un proceso muy rudimentario pues se realiza con mangueras, y cerca hacen labores de soldadura por lo que aseguran que la situación es de riesgo para ellos.

Rosario González explicó que otro problema que existe con la empresa es el transporte de coque, combustible que aseguran no transportan resguardado, por lo que se esparce por las siete colonias.

El problema se agraba cuando hay vientos, pues dejan los vagones cargados estacionados y el combustible se mete a las viviendas.

“El problema con el coque es que contiene mucho azufre, y eso estamos respirando, ahora lo levantamos como si fuera tierra, la empresa nunca nos ha explicado la forma en que se debe manejar y habrá quien lo eche a las coladeras, sabemos que es malo porque en Estación Colonias la gente se quejaba del coque porque contamina, y porque muchos niños de estas colonias tienen problemas en las vías respiratorias”.

La Secretaría de Desarrollo Urbano tiene el caso, de acuerdo a lo que ha referido el Ayuntamiento están en pláticas con la SCT para corroborar que se puede hacer en el caso.