Piden a Estado indemnización por hombre asesinado

Rolando García Sánchez, quien murió a manos de elementos de Fuerza Civil, dejó una viuda y dos hijas, por lo cual, buscarán obtener una pensión del Seguro Social y becas de estudios.

Monterrey

La familia de Rolando García Sánchez, el hombre que murió a manos de policías de Fuerza Civil, manifestó que consideran lo sucedido como un "crimen de Estado", razón por la cual interpondrán una denuncia penal en contra de los uniformados y solicitarán una indemnización.

Israel Sánchez Valdez, tío del fallecido, declaró que éste era casado y tenía dos hijas, por lo que dentro de la indemnización buscarán que la familia tenga derecho a pensión del Seguro Social de por vida, así como becas de estudios para las pequeñas.

"Queremos hacer una petición para poner una demanda, una denuncia penal de los hechos y que se esclarezca esto. Nosotros queremos una indemnización por ser un 'crimen de Estado', ya que Fuerza Civil del Estado lo asesinó vilmente, porque no tenía armas, no tenía antecedentes penales.

"Queremos que la familia tenga derechos a la pensión del Seguro Social de por vida, a unas becas para sus estudios y que sean alguien en la vida, ya que están desprotegidas. Necesitamos buscar ese apoyo para las niñas", expresó el familiar.

Además, agregó que el delegado del Ministerio Público les informó que no se encontraron evidencias de que García Sánchez hubiera utilizado un arma de fuego.

"Acudimos con el delegado del Ministerio Público y él nos expuso que no se encontró ninguna evidencia más que casquillos percutidos de las armas de los oficiales de policía, que eran siete contra uno sólo. Lo que nosotros queremos es que se esclarezca esto, que quede libre de toda culpabilidad; él no era delincuente, él venía a una velocidad moderada...", aseguró.

Sánchez Valdez dijo que su sobrino era un hombre de trabajo, y que en el momento de los hechos regresaba de un torneo deportivo realizado en el Campo de Ciudad del Sol en el municipio de Allende.

Esta mañana, el vocero de Seguridad del Estado, Jorge Domene Zambrano, dio a conocer que los siete policías de Fuerza Civil involucrados en la muerte del joven fueron arraigados para realizar las investigaciones correspondientes.