Una familia encontró el vehículo; están aislados

La CNSNS informó que el camión dejaría su carga en el Centro de Almacenamiento de Desechos Radiactivos, que opera el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares.

Hueypoxtla, Estado de México

Los miembros de una familia que habita en la zona rural de esta demarcación, fueron quienes encontraron el camión robado que transportaba material radioactivo de alta peligrosidad y en la creencia que era un cigüeñal, lo remolcaron con un tráiler hasta su domicilio en el Barrio Benito Juárez, donde se percataron de su error.

De acuerdo con la información obtenida, de inmediato avisaron a las autoridades, lo que derivó en la  movilización del Ejército y las fuerzas federales para resguardar tanto el sitio donde los campesinos hallaron el camión, como su domicilio.

Trascendió que toda la familia ha sido aislada, hasta que personal médico especializado los examine y determine si resultaron contaminados por la radioactividad.

La Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, informó que el camión Volkswagen, tipo Worker de plataforma con matrícula 726-DT-8,  transportaba equipo médico en desuso para el tratamiento de teleterapia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El citado vehículo transportaba material radioactivo y era trasladado al Centro de Almacenamiento de Desechos Radiactivos (Cader), que opera el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares opera en Maquixco, Estado de México.

En ese sitio, se depositan todos los desechos radioactivos de bajo nivel que se producen en el país, con excepción de los originados en Laguna Verde.

El Cader tiene una capacidad de 64 mil metros cúbicos. En 1992 recibió 610 fuentes radiactivas selladas y 30 metros cúbicos de desechos radiactivos compactados en tambores de 220 litros.

El material que transportaba la unidad robada antier, era una fuente de Cobalto-60, considerada altamente peligrosa  y desafortunadamente al haberla arrastrado con tráiler, pudiera haber provocado una fuga de radiactividad.

Se informó que el camión, que fue robado en una estación de gasolina ubicada entre los estados de México e Hidalgo, se encontraba abandonado en el camino real a Hueypoxtla y tres hombres de la familia lo remolcaron hasta su domicilio.

El ejército y la policía mantienen sitiados el camino real a Hueypoxtla y el domicilio ubicado en calle 5 de Febrero, Barrio Benito Juárez, donde la familia llevó la carga radiactiva con todo y camión.

Desde la madrugada del martes, cuando se robaron el camión,  se activó un protocolo de alerta a las autoridades federales, estatales y municipales; las cuales iniciaron la búsqueda del equipo robado, principalmente en los estados circunvecinos de Querétaro, Hidalgo, Veracruz, Estado de México, Tlaxcala, Puebla y el Distrito Federal.

Desafortunadamente, la familia Moya Vargas encontró el camión antes que las autoridades con las consecuencias conocidas.