Nos faltan defensores de oficio: Rafael Castellanos

La Fiscalía General aún no está preparada para garantizar la defensa gratuita para los imputados
Sala de juicios orales en Zapotlán.
Sala de juicios orales en Zapotlán. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Falta poco más de un año para la implementación de procesos penales acusatorios y adversariales en el Primer Dsitrito Judicial de Jalisco, con sede en Puente Grande, y la Fiscalía General aún no está preparada para garantizar la defensa gratuita para los imputados.

El fiscal central, Rafael Castellanos, reconoció que la dependencia que encabeza está en busca de convenios con distintas instituciones como el Colegio de Abogados Penalistas para subsanar ciertas carencias en la cantidad de abogados de oficio ante el advenimiento de las audiencias orales para el desarrollo de los procesos penales acusatorios en Jalisco.

“Estamos tratando de cerrar convenios con todos los colegios de abogados, esperemos hacerlo en las próximas dos semanas, sobre todo aquellos que agremian abogados penalistas en acción pro bono, es decir, como servicio social del colegio, nos proporcionan el listado de abogados defensores y que nosotros podamos utilizarlos de inmediato en este sistema”, dijo.

“Los del estado, como siempre, los recursos no alcanzan y bueno, la verdad es que nos hacen falta defensores” agregó el fiscal central.

Según sus estimaciones, se necesitarían unos cien abogados más en la defensa de oficio para cubrir las necesidades de representar a los procesados conforme a su derecho.

En el calendario de implementación de las reformas constitucionales y juicios orales en los doce distritos judiciales del estado se establece que el primer distrito, que comprende municipios de la zona metropolitana de Guadalajara, deberá iniciar el 5 de febrero de 2016.

Castellanos celebró la actuación de los fiscales participantes en los procesos penales de modalidad oral desarrollados en el Sexto Distrito Judicial con sede en Zapotlán El Grande por la sentencia condenatoria contra los acusados y la celeridad de la resolución.