Por falsificación de firma citan a declarar a trabajadores

La carta de renuncia de un trabajador despedido estaba firmada pero él no lo había hecho.
Citan a trabajadores del ayuntamiento de Ciudad Valles
Citan a trabajadores del ayuntamiento de Ciudad Valles (Imelda Torres)

Ciudad Valles

Por la demanda penal de un ex empleado de Seguridad Pública y Tránsito Municipal y que también hizo funciones de regidor al término de la pasada administración, este miércoles fueron citados a declarar tres trabajadores del ayuntamiento ante el Ministerio Público.

La denuncia fue por falsificación de firma, que interpuso José Luis Martínez Montoya porque señala que él no firmó la carta de renuncia que le mostraron cuando lo desocuparon.

Fue despedido el 9 de octubre del 2012 y presentó una demanda laboral por despido injustificado ante la Junta Estatal de Conciliación y Arbitraje en la ciudad de San Luis Potosí, pero meses después se dio cuenta que los representantes jurídicos del ayuntamiento presentaron ante esta instancia un acta donde supuestamente él había renunciado y traía su firma.

En agosto del 2013 presentó la denuncia penal por falsificación de firma contra quien resulte responsable, integrándose la Averiguación Previa 365/2013. Trabajó de noviembre del 2009 al 9 de octubre del 2012.

Este miércoles acudieron a la mesa número 3 al Ministerio Público Nilde Giselle Avitia Dueñas, Obed Torres Almazán y María Luisa Élida Viggiano Reynoso.

La Síndico Claudia Isabel Huerta Robledo negó que en el ayuntamiento se haya recurrido a esta práctica de falsificar firmas y que en su caso solo está atendiendo la parte laboral y hasta el momento el caso del ex regidor no se ha resuelto.

"En sindicatura nos encargamos de atender y dar contestación a las demandas laborales y girar oficios a los respectivos departamentos para que nos hagan llegar la información que requiramos pero no es nuestro trabajo estar falsificando firmas", recalcó.

Dijo que el ex funcionario al inicio quería negociar con una cantidad muy grande, de entre 500 y 600 mil pesos y el ayuntamiento no tenía los recursos para pagarle.