Cardenal pide "no guardar rencores" a afectados por explosiones del 22 de Abril

Francisco Robles celebró misa solemne en San Sebastián de Analco. Invitó a renovar el corazón del barrio.

Guadalajara

El cardenal Francisco Robles Ortega celebró la tarde de este miércoles una misa solemne en memoria de las víctimas de las explosiones del sector Reforma ocurridas hace 23 años. 

Luego de varios años de ausencia de un cardenal en el aniversario del siniestro -donde murieron al menos 210 personas- el máximo jerarca de la Iglesia Católica encabezó la liturgia en el atrio del templo de San Sebastián de Analco, donde hizo un llamado a la comunidad a no guardar rencores.

"No nos podemos quedar atrapados, anclados en una tragedia por dolorosa que sea, por injusta que sea.  Tenemos que sobreponernos, ir adelante y hacer de aquella tragedia una fuente de vida para las generaciones que vienen después. No se puede transmitir a las nuevas generaciones solamente el luto, el dolor, la muerte por la tragedia... Ni por quienes la causaron", dijo.

En este contexto, el purpurado invitó a no guardar rencores y a brindar “oportunidad de vida" a las nuevas generaciones, así como a sumarse a la campaña para renovar el corazón de Analco, iniciativa de la comunidad del templo de San Sebastián que busca,  apuntó, recomponer el tejido social.

El cardenal llamó especialmente a los padres de familia a mantener la ilusión de niños y jóvenes, retomando la armonía y la convivencia social y devolver al barrio la paz. 

En la liturgia no hubo personajes públicos ni mayores reflectores. Discreta, la ex presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Jalisco, Guadalupe Motín, participó de la misa.

Al término el cardenal saludó a los vecinos y tuvo lugar luego una velada musical con Paco Padilla.