El expediente que "prendió" la alerta de ébola en Nuevo León

Procedente de Nepal y originario de Bangladesh, zonas ubicadas al sur de Asia, el extranjero tiene más de un mes viajando por el mundo y de pronto tuvo que ingresar al servicio de urgencias del HU.
En una supuesta hoja del Hospital Universitario se da el diagnóstico.
En una supuesta hoja del Hospital Universitario se da el diagnóstico. (Especial)

Monterrey

Un itinerario de viajes de un hombre por más de siete lugares alrededor del mundo hizo sospechar lo inimaginable para Nuevo León: un posible caso de ébola, enfermedad que ha causado muerte de más de 4 mil personas en diversos países.

Mian Bach, de 29 años de edad, bangladesí y procedente de Nepal, quién el pasado 3 de octubre llegó a Nuevo León, fue el paciente que  con una tos y fiebre de 38 grados provocó alarma entre los regiomontanos.

Procedente de Nepal y originario de Bangladesh, zonas ubicadas al sur de Asia; Bacha viaja a Qatar otra región árabe que se encuentra ubicada al oeste asiático.

Según datos del expediente original del que MILENIO Monterrey posee una copia, exponen que el hombre de 29 años no pudo estar quieto por mucho tiempo y antes del 10 de septiembre de este año logró viajar por cinco ciudades.

Por avión, Bach se trasladó de Bangladesh a Qatar; posteriormente de Qatar a Brasil viaja vía aérea para después volar del país de la lengua portuguesa -Brasil-  rumbo a Guatemala.

Luego  se traslada de Guatemala a Chiapas en la República Mexicana. De ocupación técnico y soltero, Mia Bach llega al estado chiapaneco el 10 de septiembre de 2014, unos días antes de conmemorarse un aniversario más de la independencia de México.

Su pasión por los viajes no lo detuvo por mucho tiempo. Aunque duró más de un mes en el país, el paciente que llegó hasta el Hospital Universitario de Nuevo León, detalla en su expediente que se trasladó de Chiapas a Nuevo León, a donde arribó el 3 de octubre de 2014.

Con intenciones de cruzar hacia los Estados Unidos, el hombre es remitido por el Instituto Nacional de Migración desde Reynosa, Tamaulipas, justo al Hospital Universitario en la ciudad de Monterrey.

En su regreso a Nuevo León, una supuesta hoja del Hospital Universitario subida a la web con la frase “probable ébola”, con el nombre de Mian Bach, preocupó a más de uno en las redes.

Sin embargo, como dicen, no todo lo que se lleva a la red dota de realidad. Horas más tarde, Edelmiro  Pérez, subdirector del Hospital Universitario aseguró que el paciente que se encontraba en Nuevo León, había viajado por muchas ciudades, pero no provenía de zonas en las que se hayan detectado casos de ébola.

“Es un paciente que no tiene los criterios para determinar que tiene ébola”, declaró “todos los pacientes de este tipo se manejan con cuidado”.

Mian tiene más de un mes viajando por el mundo y de pronto tuvo que ingresar al servicio de urgencias del HU el jueves 9 de septiembre a la 1:03.

Como parte de la labor de los médicos de descartar cualquier enfermedad, Bach fue sometido a estudios epidemiológicos y se le tomaron pruebas para enfermedades hemorrágicas.

En ese momento, Bacha presentó tos y fiebre de 38 grados. No obstante, según datos de la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad de ébola se caracteriza por aparición súbita de fiebre, debilidad, dolores musculares, vómitos, diarrea, hemorragias internas, entre otros síntomas, lo que descartaba por algunos médicos el pasado jueves el diagnóstico que desató miedo en la web y en sus habitantes.

Según informes de los especialistas, Bach padece una faringitis que provocó todo un cuadro de análisis, esto sin que hasta el momento alerte de un riesgo mayor y que todavía se encuentre en observación.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]