“No existe programa de atención a migrantes”

Uno de los objetivo de la organización, conformada por nueve dependencias, será proteger los derechos humanos de las personas y promover acciones que contribuyan a su dignificación.
Buscarán sensibilizar a las autoridades sobre las problemáticas.
Buscarán sensibilizar a las autoridades sobre las problemáticas. (Roberto Alanís)

Monterrey

Tras impulsar la creación de la Red de Fortalecimiento Humanitario a Migrantes en Nuevo León (Refhumi), la sociedad civil y la academia tiene el objetivo claro: proteger los derechos humanos de las personas migrantes y con ello promover acciones que contribuyan a su dignificación.

Sin embargo, criticaron el hecho de que en la entidad no existe política pública que contenga un programa de atención integral a la población migrante.

“El año pasado nos reunimos para hablar de la iniciativa y de la importancia de establecer un diálogo entre la academia y las organizaciones de la sociedad civil que han trabajado con la población migrante.

“Y en esas reuniones coincidimos en el hecho de que en el estado de Nuevo León no existe un programa de atención integral a la población migrante, por lo tanto, es muy importante romper con el aislamiento de las autoridades”, mencionó Shinji Hirai, del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) Noreste.

En la red, según indicó, se han sumado nueve dependencias, entre las que destacan Casa Monarca, la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, el Tecnológico de Monterrey, Universidad de Monterrey, Universidad Autónoma de Nuevo León, Universidad Regiomontana, el Colegio de la Frontera Norte, y el Ciesas Noreste.

Entre los puntos específicos a trabajar por la Refhumi se encuentra el fortalecimiento de acciones humanitarias de asistencia; salvaguardar los derechos civiles políticos, económicos y sociales y culturales; impulsar un enfoque que dé prioridad a la seguridad humana; sensibilizar a las autoridades y a la sociedad civil sobre los derechos y problemáticas de las personas migrantes; promover la gobernanza migratoria en las políticas públicas locales; e incidir en la no discriminación.

Para realizar toda esta labor humanitaria, la Red contará con cuatro comités: el de materia legislativa, el de vinculación, el de investigación y el de intervención.

“Para la academia es una experiencia importante y nueva, acercarnos a diferentes actores de la sociedad civil quienes diariamente han trabajado con la población migrante.

“Y queremos generar conocimiento que pueda impactar de manera positiva en la transformación de la sociedad”, señaló Shinji Hirai.

Según el investigador, la idea de formar esta red, desde el punto de vista de la academia, es para dejar la impotencia a un lado y sentarse a discutir las soluciones.

“Igual que muchos colegas míos, hemos enfrentado la impotencia de no poder hacer mucho.

“Por ello hemos sentido la necesidad de establecer un diálogo constante con la sociedad civil y en lugar de solo hacer una colaboración, discutir cuáles son las temáticas que se quieren resolver en el asunto migratorio”, precisó.