...Y existe una "delgada" línea entre querer bajar de peso y la muerte

Dos mujeres han perdido la vida en lo que va del año.
Angélica Mata Lozano murió el pasado 24 de julio.
Angélica Mata Lozano murió el pasado 24 de julio. (Especial/ Archivo)

Monterrey

En lo que va del año, en Nuevo León al menos dos mujeres han perdido la vida al intentar adelgazar con intervenciones quirúrgicas o utilizando productos milagro.

El caso más reciente ocurrió el pasado 24 de julio, cuando una joven de 23 años de edad, Angélica Mata Lozano, murió en la Clínica 25 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), tras una presunta negligencia médica durante una cirugía de by pass gástrico.

Según su hermana, Esmeralda Mata Lozano, todo inició desde el 2 de julio, cuando ingresó al quirófano debido a las recomendaciones de los médicos, pues tenía un peso superior a los 100 kilos.

Sin embargo, durante la cirugía las grapas no fueron bien colocadas, lo cual le provocó severos problemas de salud y, finalmente, la muerte.

Antes de ello, Lucero Priscila Garza Campos, joven de 24 años de edad, falleció por muerte cerebral tras el efecto de unas pastillas para adelgazar.

Avitia Cobrax es el nombre del producto que se vende como un remedio para quemar calorías; sin embargo no cuenta con registro sanitario que avale su eficacia y seguridad.

Luego de lo sucedido, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) recomendó a la población no utilizar ni comprar los productos Avitia.

Hace dos años, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios prohibió su venta en aquel país al detectar que contiene un potente insecticida.