"Humanamente imposible cumplir con casos"

El ex tesorero de Torreón, Pablo Chávez Rosique se siente preocupado pero ocupado ante la consigna de la Suprema Corte de Justicia para procesarlo por desacato judicial.

Torreón, Coahuila

Al ex tesorero de Torreón, Pablo Chávez Rosique, la consignación de la Suprema Corte de Justicia por desacato judicial lo tiene 'preocupado pero también ocupado', ya que cuenta con el apoyo de la actual administración para que se presenten las pruebas de su inocencia en el momento procesal oportuno.

Aseveró que en la pasada administración no se tenía la capacidad financiera para coordinar ese tipo de asuntos, refiriéndose a los amparos que ganaban los ciudadanos ante cobros incorrectos de impuestos.

Destacó que la principal dificultad que se tuvo para cumplir fue el tiempo, dado que se tenían mil 264 casos similares de demandas de amparo para la devolución del Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI), y admitió que faltó capacidad para coordinar los casos en tan poco tiempo.

Se sumó además el factor del poco personal que se tenía a finales de la administración para atender el considerable volumen de casos, según el funcionario. Por lo que agregó que "era humanamente imposible darles cumplimiento".

"Se tenía que decidir entre pagar las devoluciones de impuestos o dejar al ayuntamiento sin gasolina, sin pago de la nómina, o dejar sin operar a la policía"

Indicó además que se tuvo que decidir entre las devoluciones de impuestos y la operatividad del municipio, por la falta de recursos.

"Se tenía que decidir entre pagar las devoluciones de impuestos o dejar al ayuntamiento sin gasolina, sin pago de la nómina, o dejar sin operar a la policía", expuso.

El ex tesorero se encuentra tranquilo, dijo, pues tiene el respaldo de muchos colegas abogados, que han dado su opinión, pero hasta no saber del problema podrán armar su defensa. Asimismo dijo tener apoyo de la actual administración que lo estará dotando de la información para fundamentar las pruebas que estarán siendo aportadas en el momento procesal oportuno.

Así buscará probar su inocencia con argumentos documentales, periodísticos y factibles, que en su momento tendrán que ser escuchadas y valoradas.

"La opinión de la Corte, a través de esta sanción que está imponiendo, nos obliga a estar preocupados, pero también ocupados, sabemos lo que se tiene que hacer y estaremos atentos para tener la oportunidad de hacer valer mi derecho de garantía de ser escuchado".

Al respecto, el alcalde de Torreón, Miguel Ángel Riquelme, declaró que está dispuesto a colaborar con la anterior administración para otorgar la papelería que se requiera para la defensa, tanto en el actual caso, como en los que están pendientes.

"Yo les deseo suerte, con gusto colaboraremos para que puedan plantear su defensa, no digo en este caso, porque entiendo que es una sentencia, pero si procede en los demás procesos que aún quedan abiertos, que corresponden a la anterior administración", dijo Riquelme.

Por el momento los tres ex funcionarios se encuentran a la espera de la asignación que dé el Juez de Distrito.