Ex braceros bloquean calle

Las personas de la tercera edad bloquearon la calle Zaragoza para exigir celeridad en el pago de los cinco mil 500 pesos que desde 2006 el Congreso autorizó darles a cada uno de ellos.
Los ex braceros exigieron su pago.
Los ex braceros exigieron su pago. (Francisco Zúñiga)

Monterrey

Hartos de tanta vuelta inútil, unos 150 ex braceros bloquearon por media hora la calle Zaragoza, frente al Palacio de Gobierno, para exigir celeridad en el pago de los 5 mil 500 pesos que desde el 2006 destinó el Congreso del Estado para cada uno de ellos, y que muy pocos han recibido.

Lo que sólo era una protesta pacífica para entregar el enésimo escrito al gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, terminó en el bloqueo cuando los uniformados de Fuerza Civil les impidieron el paso a la Explanada de los Héroes, cercada por un evento que no especificaron.

“Hay una aportación que se hizo de los ejercicios fiscales del 2006 al 2010, y se acumula una cantidad de 55 millones 114 mil pesos, y creo que con esa cantidad se les puede pagar a más de diez mil ex braceros en el estado”, expresó la abogada de los manifestantes Juanita Rangel Mata.

En principio parecía que los ancianos –todos son mayores de 70 años– sólo cruzaban la calle con su paso lento, apoyados en bastones, pero para cuando los guardias reaccionaron, ya los ex braceros, tenían cerrado el tráfico.

Al grito de “que nos paguen”, los adultos mayores abrieron las mantas que llevaban y con las que no pudieron colocarse frente al Palacio de Cantera, y pidieron una solución a sus problemas.

Inmediatamente, los elementos de Fuerza Civil que custodian los alrededores del recinto del Ejecutivo cerraron la calle Zaragoza desde Washington, para evitar congestionamientos viales.

Los automovilistas ni cuenta se dieron de porque los desviaban.

Rangel Mata explicó que el Gobierno Estatal tiene un fondo de 55 millones para un apoyo de cinco mil 500 que le darían a cada ex bracero, y para lo cual el Congreso del Estado destinó una partida especial desde 2006.

Declaró que en un principio se pagó solamente a unos 200 ex braceros de un universo superior a los 10 mil en Nuevo León, y luego ha ido entregando unos pocos, por lo que ya muchos murieron sin recibirlo.

“Supuestamente no tienen recursos, que lo pagan de acuerdo a lo que vayan juntando, aunque el presupuesto para pagarles, pero realmente creo que están mal, porque esos 55 millones ahí están”.

Los ex braceros y las viudas de los que ya fallecieron, tomaron las calles, y pidieron una solución, pues ya tienen años tratando de cobrar ese dinero, que se les entregaría mientras que les llegaba la devolución de los impuestos que pagaron mientras trabajaron en los Estados Unidos, y que debía aportarles el Gobierno Federal.

 La abogada reconoció que muchos no tienen la papelería que se les pide, pero tan sólo en la Unión de Ex Braceros y Migrantes del Noreste de México AC se ha comprobado el derecho de más de tres mil personas que trabajaron en el programa bracero entre 1942 y 1964.

Además denunció que el apoyo aprobado de cinco mil 500 pesos se redujo sin razón aparente a sólo cinco mil pesos para los que les han entregado últimamente.

Los manifestantes fueron recibidos por la directora de Gobierno, Alejandra Ocádiz, y acordaron en crear una comisión para dialogar sobre el asunto.