Piden fijar partida especial para 40 mil ex braceros

La solicitud de la Coordinadora Binacional fue al presidente Enrique Peña Nieto, a la Cámara de Diputados y a la Secretaría de Hacienda.
Los ex braceros se reunieron en las instalaciones del Congreso del Estado.
Los ex braceros se reunieron en las instalaciones del Congreso del Estado. (Reynaldo Ochoa)

Monterrey

En Nuevo León cerca de 700 ex braceros aún no han recibido los 38 mil pesos que el Gobierno Federal les adeuda de un fondo de ahorro enviado por el Gobierno de Estados Unidos; a nivel nacional, la cifra es de 40 mil personas.

Es por ello que la Coordinadora Binacional de Ex Braceros envió este miércoles un escrito al presidente de la República, Enrique Peña Nieto; a la Cámara de Diputados y a la Secretaría de Hacienda, para que modifique el Presupuesto para este año y fije una partida especial para reanudar el pago a los ex braceros.

La emisión de los recursos se había detenido debido a que muchas de estas personas no contaban con alguno de los requisitos impuestos por el Gobierno Federal para acceder a los mismos, como documentación original.

Sin embargo, los abogados de la Coordinadora Binacional promovieron un juicio que finalmente se resolvió el pasado 27 de marzo en el cual obliga a la Federación a pagar a todos los ex braceros que acrediten ser parte del Fondo de Ahorro enviado por el Gobierno de Estados Unidos.

“En este sentido, las autoridades federales tendrán que asignar ya, en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2014 en vigor, los mil 523 millones 306 mil pesos que tenían que haber asignado en 2013, en beneficio de los 40 mil 87 compañeros que tienen su folio y no han recibido su pago de 38 mil pesos”, explicó Consuelo Julia Espíndola Almendárez, de la Coordinadora Binacional.

El escrito presentado este miércoles en el Congreso de Nuevo León explica que en muchos casos, como los 700 que están pendientes en Nuevo León, obedece a personas que cuentan con su folio y su papelería, pero que el Gobierno Federal se había negado a pagar porque alguna de las letras del nombre estaba cambiada, o porque la papelería presentada eran copias y no originales.

“Se tendrá que expedir una nueva convocatoria y abrir mesas receptoras, a fin de que todos los compañeros que fueron trabajadores braceros y no pudieron inscribirse en las convocatorias anteriores, puedan hacerlo; cuando decimos todos, es porque consideramos que ahora mismo es el momento de hacer valer también los derechos de nuestros compañeros que carecen de documentos, puesto que su derecho es el mismo que el de los que sí tienen papeles: ¡o todos coludos, o todos rabones!”, señaló.

Cerca de 100 ex braceros acudieron al Congreso del Estado donde se les explicó el sentido de la Revolución.