Piden sanciones a municipios por olvido de ex basureros

Otro año está por terminar y el problema ambiental no está en agenda para buscar una solución a los pasivos ambientales como los botaderos del Zapote y Sahop, pues representan un severo impacto en ...
Pese a no estar en servicio, los ex botaderos de la zona siguen causando daños al ambiente.
Pese a no estar en servicio, los ex botaderos de la zona siguen causando daños al ambiente. (José Luis Tapia)

Tamaulipas

Ante la contaminación que continúan generando los ex basureros de Tampico, Madero y Altamira, ambientalistas piden sancionar a los municipios, que como primera instancia de gobierno les compete cuidar los cuerpos de agua y la salud pública.

Así lo consideran Marcelo René García y Andrés Bonilla, quienes señalaron que otro año está por terminar sin que esté en la agenda el solucionar esos pasivos ambientales, por lo que demandan que se apliquen multas o lo que proceda.

Los lixiviados provenientes de los ex botaderos del Zapote y Sahop representan severo impacto ambiental en la Laguna del Chairel, La Ilusión y en la zona norte de playa Miramar, afirmó el oceanólogo Marcelo René García.

Dijo que éstos son los principales pasivos ambientales que no se han resuelto y por el contrario continúan afectando los cuerpos de agua, sin que a la fecha se sancione a los responsables de permitir que prevalezca este grave problema, refirió.

Destacó que al paso de los años no se ha logrado la remediación, en el lugar no se ha llevado un control de la separación de los desechos y por ende todavía existen latas de insecticidas y pilas alcalinas que nunca se controlaron, situación que agrava la contaminación.

Sostuvo que las acciones de saneamiento no pueden esperar más, los ex tiraderos obligan a tomar acciones inmediatas, porque la situación puede complicarse, considerando los riesgos a la salud pública.

"Esas pilas no han sido retiradas, ni las latas, ahí se encuentran y están afectando la principal fuente de abastecimiento de agua potable que tenemos y que puede afectar en la salud a no muy largo plazo.

Podrán decir que ha pasado el tiempo, pero entre más tiempo pasa, es más latente el problema porque nunca se ha llevado un control de la separación de los desechos, el problema de contaminación ahí sigue, es latente y puede agravarse", refirió.

El oceanólogo destacó que la falta de proyectos para la remediación de los ex basureros ha provocado que estos terrenos se hayan convertido en dos de los principales pasivos ambientales.

"Deben considerarse posibles sanciones o lo que resulte a los municipios por no detener esta contaminación que se está produciendo, como primera instancia de gobierno les corresponde proteger el ambiente y la salud de los habitantes", expresó.

Con él coincidió el ex subdelegado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Andrés Bonilla Ibarra, quien dijo que es urgente detener la contaminación que continúan generando los ex basureros municipales de Tampico, Madero y Altamira, así como buscar un esquema para el confinamiento de residuos urbanos.

El ahora asesor ambiental, destacó que los tres municipios siguen arrastrando este grave problema, que pone en riesgo la salud de los habitantes.

Recordó que los ex botaderos de Tampico y Madero fueron clausurados después de más de dos décadas de estar recibiendo millones de toneladas de basura, pero sus lixiviados (líquidos que genera la putrefacción de desechos) siguen contaminando.

"Tienen que emprenderse las acciones de remediación, el caso más grave es el del Zapote debido a su cercanía con la bocatoma de la Comapa en la Laguna del Chairel, pone en riesgo la salud de la población que de ahí se abastece del vital líquido", apuntó.

Consideró: "Debería sancionarse a los municipios, pues no se está contemplando ninguna acción ni a corto, mediano ni largo plazo para resolver el tema de una vez por todas, otro año concluye y no se ven planes", consideró.

Por su parte, el delegado de Semarnat en Tamaulipas, Jesús González Macías, manifestó que sin proyecto no se pueden etiquetar los recursos para remediar o restaurar el predio.

"Ya tenemos varios años con los recursos por asignar, pero los municipios no presentan ningún proyecto, supuestamente en Madero se haría un proyecto, sin duda la remediación es necesaria, al principio de la administración de Esdras Romero les dijimos de qué manera se podría abaratar un proyecto, ya que para la remediación se requiere de 12 millones de pesos que ya los teníamos, pero ese dinero fue a otro municipio porque el ayuntamiento maderense no presentó proyectos", expuso.

RIESGO CONURBADO

El especialista Marcelo René García, subrayó que en la zona conurbada, no se puede evitar que muchos de los contaminantes que salen de los ex botaderos fluyan a través de un sistema subterráneo.

Explicó que si algo sucede en la parte norte de Altamira, se verá reflejado en la parte sur de Tampico.

Explicó que el tratar de minimizar o encapsular tanto el botadero de la Sahop y la Isleta del Zapote, agrava la problemática ambiental.

"Esta situación tiene muchos años, desde que comenzó a operar la empresa Tecmed, que fue quien ganó la licitación, se debió aislar las paredes para evitar que en su momento todos los lixiviados pudieran escurrir hacia la parte inferior de los cuerpos de agua", mencionó.

Afirmó que la situación de impacto ambiental es un problema local que se convierte en regional, por la interconexión de los cuerpos de agua.

A su vez, el delegado de la Semarnat, opinó que ante los pasivos ambientales que tiene el sur del estado, no es cuestión de sancionar, sino de voluntad de parte de los gobiernos en el sentido de que es necesario que presenten ante ladependencia federal el proyecto que permita la gestión de los recursos económicos para proceder con la remediación y clausura definitiva de los exbotaderos.

En Tampico, fue en la administración de Arturo Elizondo cuando se procedió con los trabajos de remediación y en Ciudad Madero con Jaime Turrubiates quedaron en que estudiantes del Tecnológico apoyarían en la elaboración de dicho proyecto, sin embargo no se contó con recurso para pagarlo.

"En la Semarnat no sancionamos, ni juzgamos, simplemente evaluamos y damos los permisos y en vista de un problema ambiental podemos bajar recursos, pero sí necesitamos un proyecto, así que si Madero se pone las pilas y nos presentan un proyecto viable podremos gestionar a inicios del año el recurso para remediar el botadero", dijo. Agregó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa)y Comisión Nacional del Agua (Conagua) deberán iniciar un estudio sobre la calidad del agua en las lagunas a fi n de descartar o afirmar, la contaminación que presuntamente provocan los lixiviados de los ex basureros.

"La Profepa es quien puede determinar qué tipo de sanciones o multas se deben aplicar y que remediación tiene que hacerse, en caso de que se detecte que existe algún grado de contaminación en las lagunas y en la playa, pero en definitiva dependemos de los proyectos de los municipios para gestionar y etiquetar los recursos para remediar los exbotaderos y en cuanto a las descargas compete a Profepa sancionar", aseveró.