Evite que se enferme su mascota; cuide el recipiente del agua

A través del líquido y del plato sucio, se pueden trasmitir males como el moquillo, parvovirus o tos a los animalitos
Solo enjuagar el recipiente no elimina bacterias ni a agentes patógenos
Solo enjuagar el recipiente no elimina bacterias ni a agentes patógenos (Especial)

Guadalajara

Cada cuándo lava el plato que usted usa?, entonces ¿por qué no lo hacemos también, con una frecuencia similar, con el recipiente de nuestra mascota?

El colocar alimento y agua en el recipiente destinado para esto no debe ser la única tarea en la alimentación e hidratación del animal de compañía en casa. ¿Cuántas veces a la semana desinfecta el traste en que el gato o perro toma agua? Si ni se acuerda o tarda mucho tiempo, la siguiente información es necesaria.

Aunque parezca inimaginable, el agua que bebe nuestra mascota puede ser causante de que el animal pueda contraer una enfermedad como lo son el moquillo, el parvovirus, la tos de las perreras así como el hepatitis infecciosa.

Por ejemplo, “el moquillo es transportado por el aire, es depositado en las orillas del agua, llega el perro y toma agua y si está el microorganismo se comenzará a proliferar en el sistema del perro”, explicó Javier Orozco Bayardo, químico especializado en el tratamiento de agua quien también trabaja su especialidad con otros expertos.

Dicha situación se genera ante la poca limpieza a los recipientes que tienen el agua y el no cambiar constantemente el líquido. Y si usted sí realiza una limpieza con detergente esto no puede asegurar la eliminación de bacterias, parásitos o microorganismos.

Ante dicha situación, el químico Orozco Bayardo recomienda desinfectar el recipiente del agua con dióxido de cloro que resulta más eficiente para terminar con los microorganismos. La contaminación del agua puede darse en un periodo corto de tiempo.

“Consideremos que cada dos o tres días estar desinfectando con un atomizador. Los recipientes para poner agua potable o purificada (…) Una cosa es la limpieza, otra es la desinfección. La limpieza la puedes hacer con un detergente y te va a quedar brilloso, pero eso no significa que no tenga microorganismos”, agregó el experto.

Mantener desinfectado el traste y cambiar el agua de manera constante es importante, pero los rayos del sol también juegan una tarea para desinfectar el agua. Se trata del mecanismo llamado Ultra Violeta C, que desinfecta ocho centímetros de profundidad del recipiente, charco o espacio en el que se coloca el agua.

Esta situación pone a salvo al animal.

“El agua la agarran como cucharita, normalmente son seis, cinco centímetros, muy pocos meten la lengua hasta el fondo para tomar agua. El sol hace su trabajo en la tierra, si no estuviéramos en el mundo inundado de microorganismos. Cualquier recipiente que le toque los rayos del sol, 15, 20 segundos ya está desinfectada”, explicó.

Ante las campañas originadas para promover el dejar recipientes con agua para animales callejeros, hay quienes aseguran que dicha situación puede generar una contaminación o propagación de enfermedades. El especialista entrevistado aseguró que mecanismos de desinfección y el trabajo del sol podrán ayudar a desinfectar el agua.

Quizá el problema se pueda registrar si dos animales beben al mismo tiempo en recipiente y uno de ellos tiene alguna enfermedad. En dicho momento es cuando se puede dar el contagio.

Pero también aseguran que más vale ayudar a perros o gatos callejeros para quitarles la sed que no dejarles nada y puedan morir por algún golpe de calor.

CLAVES

Plato limpio

*Cambie el agua con frecuencia

*Desinfecte el recipiente cada dos o tres días. Lavar con jabón o detergente no desinfecta

*Puede utilizar atomizadores para desinfectar

*Si el recipiente es usado por más de una mascota, haga la desinfección con mayor frecuencia

*Evite que beban del mismo traste mascotas enfermas y sanas

MC