Estudiantes denuncian supuesta detención ilegal

Por colocar mantas en contra del Gobierno del Estado, unos 20 alumnos de varias universidades fueron detenidos por elementos de Fuerza Civil, y por seis horas no se supo su paradero.
Estudiantes que no fueron detenidos acudieron a Congreso a comunicar lo que pasó con sus compañeros.
Estudiantes que no fueron detenidos acudieron a Congreso a comunicar lo que pasó con sus compañeros. (Leonel Rocha)

Monterrey

Un grupo de jóvenes de distintas instituciones educativas fueron detenidos y paseados por elementos de Fuerza Civil tras colocar mantas con críticas al actual gobierno estatal.

La cifra varía según la fuente, pues mientras la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) hablaba de 24, compañeros de los detenidos manejaban hasta 27. Hasta el cierre de esta edición se había logrado confirmar que la PGJE les imputaba el delito de desorden público.

Los hechos sucedieron alrededor de las 08:00 en el sur de la ciudad de Monterrey, específicamente en la avenida Eugenio Garza Sada.

Los jóvenes, presuntamente integrantes del colectivo "Que Gacho. mx" y que se habrían organizado por medio de redes sociales, realizaban esta protesta pacífica cuando fueron sorprendidos por elementos de la corporación estatal.

Tras ser subidos a vehículos oficiales estuvieron desaparecidos por un lapso de seis horas, según denunciaron compañeros del grupo, ya que fueron a buscarlos a diferentes sedes de corporaciones sin poder localizarlos.

Tras seis horas de búsqueda, uno de los organizadores, que se identificó como Miguel Olivares y dijo ser maestro de deportes del Tecnológico de Monterrey, acudió al Congreso del Estado a solicitar el apoyo, acompañado de otros jóvenes que cargaban pancartas en donde exigían el respeto a la libertad de expresión.

"Algunos de nuestros compañeros lograron esconder su celular e hicieron contacto con nosotros y nos explicaron que primero les dijeron que los iban a llevar a la Policía Regia, y luego que a la Fuerza Civil, y luego les dijeron otra cosa, que los llevarían al C5, pero los abogados no los han encontrado en ninguna parte, ya buscamos en todos las demarcaciones municipales y no están, ya pasaron seis horas", explicó.

Fuentes oficiales confirmaron la detención de los jóvenes y señalaron que para alrededor de las 17:00 ya se encontraban rindiendo su declaración ante el Ministerio Público.

A raíz de esto, el Congreso del Estado aprobó un exhorto en el que exigió a la Fuerza Civil la liberación inmediata de los jóvenes.

Asimismo, los diputados locales aprobaron por unanimidad lanzar un llamado al Gobierno del Estado para que respete la libertad de expresión consagrada en la Carta Magna.

Durante la discusión del tema, los legisladores locales Enrique Barrios y Francisco Treviño Cabello advirtieron que los elementos de Fuerza Civil podrían haber incurrido en el delito de desaparición forzada y criticaron "la intolerancia del Gobierno Estatal".

"La ley que acabamos de aprobar es muy clara sobre la desaparición forzada de personas, las autoridades que detengan a cualquier persona tiene que presentarla inmediatamente ante el juez calificador o que corresponda, ya han pasado seis horas de eso y no aparecen los chavos", señaló desde la tribuna Barrios Rodríguez.

Trascendió que algunos de los detenidos podrían ser empleados de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano de Monterrey, sin que este dato pudiera confirmarse.

Al respecto, la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió un comunicado en el que revela que inició una queja de oficio.

Visitadores del organismo se presentaron ante las instalaciones de la Policía Ministerial en la avenida Gonzalitos, y hacia las 17:00 pudieron tener contacto con los detenidos entre los cuales se confirman hay 6 menores de edad; 4 hombres y 2 mujeres.

El Ministerio Público confirmó a los familiares de los jóvenes que 15 de ellos serían trasladados a la Delegación del Parque Alamey y otros tres a la del Palacio de Justicia; el destino del resto era incierto.