Rinden homenaje a estudiante asesinado

Sus compañeros llevaron a cabo un partido de fútbol en el Polideportivo de la UANL, en memoria de José Carlos López Vázquez.

Escobedo

En el último partido de la temporada regular de la liga Universitaria, los equipos de fútbol Vaqueros de la Preparatoria número 2 y Bulldogs de la Escuela Industrial Álvaro Obregón, rindieron un merecido homenaje al joven estudiante del primer plantel mencionado, que murió de un balazo en un ataque con arma de fuego, en Juárez, Nuevo León.

Las acciones se llevaron a cabo en el Polideportivo Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en la cancha con pasto sintético, en el municipio de Escobedo.

José Carlos López Vázquez era el capitán de los Vaqueros, portaba la playera con el número seis, misma que fue entregada por los representantes de cada equipo a su madre Josefina Vázquez Velázquez, no sin antes brindarle un minuto de aplausos al joven occiso.

Al encuentro asistieron el director de la Prepa 2, José Ángel Ovalle González, y el coordinador de deportes, Edgardo Sánchez González.

López Vázquez es recordado como un buen alumno y deportista.

"Fue un estudiante regular en nuestra preparatoria, siempre entregado al deporte, desde que inició sus clases por primera vez se integró al equipo representativo de fútbol soccer y me cuentan que cada vez que veía nuevos elementos en los equipos, él brindaba sus experiencias", señaló el director.

El joven era el tercero de cuatro hermanos, estaba en el turno vespertino y siempre iba desde su casa en Arboledas de San Roque, en Juárez, hacia El Obispado, donde está la prepa, pero le tocó un balazo en circunstancias aún no muy claras para la autoridad.

Por su parte, la madre de José Carlos manifestó que su hijo ya había sido observado por visores en Nuevo León, del equipo de fútbol Pachuca e iría a probarse en las próximas semanas para integrarse a las fuerzas básicas del plantel, sin dejar de estudiar Organización Deportiva.

"A la mejor iba a ir a Pachuca, ya le habían hablado pero mi esposo no quería muy bien que se fuera, pero era la ilusión de mi hijo, entonces mi esposo le dijo que lo acompañaría allá", expresó la mujer mientras sostenía la playera de su hijo en la mano.

Será en las próximas semanas cuando se lleve a cabo la graduación, en que otro homenaje se le hará al jovencito José Carlos, donde se les entregará una placa a sus padres.

El marcador del partido entre la Prepa 2 y la EIAO, eso poco importa, porque los muchachos dieron su esfuerzo, portaron un moño negro en su playera en señal de luto y ofrecieron el encuentro en honor de José Carlos López Vázquez, quien desde el cielo los observó.