Era estudiante y policía, con un expediente limpio

Gabriel Gabino Álvarez Pliego cumpliría tres años como elemento de tránsito; sus asesinos ingresaron en motocicleta por los accesos normales
Estudiantes colocaron una corona en memoria de su compañero.
Estudiantes colocaron una corona en memoria de su compañero. (Iván Carmona)

Ecatepec

En junio próximo, Gabriel Gabino Álvarez Pliego cumpliría tres años como efectivo de la dirección de Seguridad Ciudadana y Vial de Ecatepec. El también estudiante del octavo semestre de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) siempre realizó labores de tránsito.

Reclutado después de haber cubierto los cursos básicos de formación policial en la academia de policía, Álvarez Pliego comenzó sus labores al frente de una grúa de la corporación.

Información proporcionada por el gobierno local estableció que en su expediente no figura ningún reporte sobre algún comportamiento irregular o denuncia ciudadana.

Sin embargo, el pasado miércoles, cerca del mediodía, "fueron por él", como se dice en la jerga común y policiaca, cuando está claro el objetivo. Tenía 23 años de edad.

Lo anterior sucedió en el interior de un aula contigua al Salón 2, donde se imparten clases de inglés, en el edificio "C" del campus universitario, ubicado en la calle José Revueltas número 18, colonia Tierra Blanca, a dos cuadras del centro de San Cristóbal, hoy resguardado por dos unidades de la mencionada corporación.

La citada calle cuenta desde ayer con nuevas luminarias, informaron las autoridades locales, esto como parte de los acuerdos con los directivos del plantel y en atención de las demandas de los estudiantes, que pidieron también más presencia policiaca, por lo que ya se desplazó a efectivos a pie.

Con o sin lámparas, en los accesos del inmueble puede leerse "Universitarios en acción por un campus más seguro", y en el CECYTEM, que se ubica al lado, una manta con la leyenda "Escuela Segura", donde se asegura que el plantel cuenta con equipo de video-vigilancia "para el cuidado de tus hijos".

Testimonios recogidos entre alumnos el día de los hechos por parte de policías municipales y agentes ministeriales, que forman parte de las investigaciones que lleva a cabo la Fiscalía de Homicidios, dependiente de la Procuraduría General de Justicia de la entidad, apuntan a que fue una agresión calculada.

Al respecto, fuentes policiacas que pidieron reservar su identidad, mencionaron que incluso se están revisando los vídeos de la sucursal bancaria en la que supuestamente la víctima retiró efectivo, y por el cual se presume que fue perseguido. 80 mil pesos, se dijo primero, 8 mil pesos, se afirmó después.

Lo que sí es un hecho es que dos sujetos, a bordo de una motocicleta, ingresaron por uno de los accesos custodiados por elementos del Cuerpo de Seguridad Auxiliar del Estado de México (CUSAEM) -el segundo, lo está por elementos de la empresa privada de vigilancia PRISA-, y cometieron el asesinato en el interior de un aula del plantel.

Y que el estudiante y policía no tenía manchas en su expediente como servidor público.