Estiman aumento en el uso de la tarjeta Feria

Las autoridades buscan que se puedan realizar recargas con celulares, tarjetas de nómina y en cualquier cajero automático. 
El sistema de prepago es más utilizado por adultos que por estudiantes.
El sistema de prepago es más utilizado por adultos que por estudiantes. (Foto: Carlos Rangel/Archivo)

Monterrey

Para finales de la actual administración estatal, en octubre de 2015, el porcentaje de usuarios del transporte público que utilice la tarjeta Feria podría llegar al 70.

Sin embargo, esta meta se torna complicada debido a que aún existe una resistencia por parte de la ciudadanía a utilizar el dispositivo electrónico, señaló Fernando Gutiérrez, secretario de Desarrollo Sustentable.

"De valores del 25 por ciento de penetración del pago electrónico, a este momento, pues estamos en valores de 55, 56 por ciento, muy cercanos al 60 por ciento. Y en algunas rutas llega al 70 por ciento de penetración", precisó el funcionario.

A pesar de los objetivos de las autoridades, el pago electrónico no representa un beneficio para muchos usuarios, quienes prefieren seguir pagando en efectivo debido a las inconveniencias que representa realizar recargas en cadenas comerciales.

En diciembre de 2013, el Consejo Estatal del Transporte y Vialidad incrementó un 20 por ciento en la tarifa transporte urbano como 'castigo' a quienes no utilizaran la tarjeta, por lo que a partir de enero del 2014 éstos pagan 12 pesos para abordar el camión, dos pesos más que el año pasado.

Adicionalmente, estos usuarios no tienen beneficios al transbordar, y los datos en poder de la autoridad arrojan que la tendencia inicial se revirtió, pues hoy el sistema de prepago es utilizado más por adultos que por estudiantes. Este cambio demuestra que a los usuarios sí les dolió el golpe al bolsillo.

Se estima que, en promedio, en el área metropolitana se realizan cuatro millones y medio de recargas.

Para evitar excusas por parte de los usuarios, y hacer más eficiente el método de prepago, la autoridad busca que en el futuro inmediato se pueda realizar con celulares y tarjetas de nómina, además que las recargas se hagan en cualquier cajero automático.