Esterilizan mujeres sin permiso; hay casos, dice diputada

La legisladora local Olga Sosa dijo que la situación ocurre más veces de lo que se cree.
Llaman a las afectadas a que hagan valer la ley y evitar los abusos médicos.
Llaman a las afectadas a que hagan valer la ley y evitar los abusos médicos. (Especial)

Tampico

En Tamaulipas existen los casos de esterilidad provocada en mujeres pero no son denunciados, expuso la Comisión de Igualdad de Género en el Congreso estatal, por lo que hicieron el llamado a las afectadas para que pierdan el miedo a denunciar.

La presidenta de esta comisión, la diputada Olga Sosa Ruiz, explicó que se aprobó como delito en la ley de esterilidad provocada, llámese a este inseminación de un óvulo o esterilidad sin que sea del conocimiento de la persona y quien lo realice alcanza sanciones con cárcel.

"Esta ley es a partir del 22 de abril, ya hay una pena que alcanza desde uno a siete años de cárcel a quien le realice sin el consentimiento de la mujer ese procedimiento, ya sean estas menores de edad o personas con discapacidad mental", explicó.

Aunque descartó que a la fecha se tengan denuncias por el caso, invitó a las mujeres que han sufrido este tipo de situaciones que denuncien, pues sólo ellas son quienes pueden decidir sobre su situación reproductiva.

"Ocurre más veces de las que creemos, principalmente en jóvenes que inician su vida reproductiva a corta edad, donde tenemos conocimiento de casos en los que el médico es quien decide esterilizarla porque ya tiene muchos hijos", mencionó.

Dijo que esta es una iniciativa en la que se abocó a trabajar, "ya que me he puesto a leer todo lo que se está haciendo en otros lugares y ver que se puede implementar aquí, ya que es un delito que se implementa en otros estados, Tamaulipas no es único".

Las sanciones son por parte del juez, comentó la legisladora local, además dijo que tiene conocimiento que se han dado casos donde sin autorización de la mujer al ser inseminadas con óvulos fecundados son esterilizadas, para que ya no pueda tener hijos sin su consentimiento.

En este sentido, explicó "en el caso de los doctores, donde se enteran que una mujer se alivia de su quinto hijo, por ejemplo, toman la decisión de esterilizarla y eso por supuesto que es un delito".

Dijo que es algo que la mujer debe decidir ella misma, ya sea tener un hijo, no tenerlo o en su caso, ser esterilizadas, sólo porque tiene determinado número de hijos.

La reforma contempla también sanciones de uno a tres años de prisión al que sin consentimiento de una mujer o aún con su consentimiento si ésta fuere menor o incapaz, realice en ella inseminación artificial.

Si a causa de esa inseminación la mujer resulta embarazada la pena de prisión para el responsable será de dos a ocho años, pero si la inseminación se realiza con violencia se le impondrá de cinco a 14 años de prisión.

A su vez, el artículo 328 establecerá penas de cuatro a siete años de prisión a quien implante a una mujer un óvulo fecundado cuando hubiera utilizado para ello un óvulo ajeno o esperma de donante no autorizado, sin el consentimiento expreso de la paciente, del donante o con el consentimiento de una menor de edad o de una incapaz para comprender el significado del hecho o para resistirlo.