Piden a Estado aclarar si espían a ciudadanos

Juan Manuel Ramos y Liliana Flores dijeron que el 6 de enero Jaime Rodríguez aseguró que contaba con tecnología especializada de investigación.

Monterrey

Organizaciones civiles acudieron este miércoles a Palacio de Gobierno para pedir al Estado información sobre si utiliza o no herramientas tecnológicas para espiar a ciudadanos.

Esto luego de que a nivel nacional se diera a conocer que el Gobierno Federal utiliza presuntamente herramientas para realizar prácticas de espionaje en contra de periodistas y organizaciones civiles.

Ante tal situación, Juan Manuel Ramos, del colectivo Redes Quinto Poder, acompañado de Liliana Flores Benavides, activista, sostuvieron que el pasado 6 de enero, un día después de los disturbios en Palacio de Gobierno, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón aseguró que contaba con la tecnología para investigar a quienes habían realizado los desmanes.

"El asunto es los hechos que se dieron a conocer en la Ciudad de México, donde se comprueba el espionaje de Estado y esto viene a traer a colación el asunto que declaró el propio gobernador el 6 de enero, donde dijo que el Estado ya cuenta con herramientas tecnológicas para vigilar a los usuarios de las redes sociales.

"Entonces, lo que venimos a solicitar es que se nos conteste por escrito si el Estado cuenta con software, equipo o con alguna herramienta que le permita hacer una vigilancia de usuarios de las redes sociales", dijo Ramos.

Dado que el Estado había anunciado la contratación de más personal para la Policía Cibernética, los activistas pidieron al Estado dar a conocer los procesos que utilizan para investigar a los usuarios.

Al mismo tiempo dijeron ser conscientes de las herramientas con que puede contar el Estado, pero señalaron que debe de estar dirigido a quienes cometen delitos y no a quienes son críticos del Gobierno.

Por su parte, Liliana Flores Benavides afirmó que perseguir a quienes denuncian casos de corrupción en los gobiernos, prácticamente se convierten en esquemas dictatoriales.

"No nos sentimos amedrentados, pero sí estamos aquí preocupados porque este nuevo tipo de tecnologías posibilitan que entren hasta la parte más íntima del ciudadano, vulnerando derechos, inclusive de datos personales, porque hacen de tu micrófono y de tu cámara una intromisión a tu intimidad.

"Esto es muy grave porque se hace sin que un juez lo haya autorizado, no podemos permitirlo, es ilegal y están violando derechos humanos, el hecho de seguir a periodistas y activistas por denuncias casos de corrupción, entonces estamos en una dictadura", manifestó Flores Benavides.