Escurrimientos mantienen alerta a Protección Civil

La noche de ayer se registraron 80 metros cúbicos por segundo del Rïo Aguanaval, que van a la represa de Mieleras y canales de riego de Matamoros. Las corporaciones quieren evitar desastres.
El OCCCN descartó próxima reapertura de la presa Lázaro Cárdenas.
Los escurrimientos mantienen vivo el flujo de agua para el riego. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

A consecuencia de los escurrimientos registrados desde el pasado domingo en el Río Aguanaval, las direcciones de Protección Civil de Torreón, Matamoros y Viesca, además de la Subdirección Estatal, comenzaron un operativo de vigilancia.

Humberto Rodríguez Bardem, subdirector de Protección Civil en el Estado, señaló que desde el pasado fin de semana hubo un escurrimiento de 18 metros cúbicos por segundo, mismos que se derivaron de la represa de Mieleras a los canales de riego de Matamoros.

“Estamos tomando todas las medidas de precaución y se está avisando a todas las comunidades que se ubican a los extremos del afluente para que tomen las precauciones correspondientes y verifiquen los canales, los puentes y vados para tener un buen control de ellos”, explicó.

Protección Civil señaló que aunque la cantidad no es alarmante y la consideran controlable

El Observatorio de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) situado en el ejido Flor de Jimulco, esperaba para la noche del lunes un escurrimiento de alrededor de 120 metros cúbicos por segundo.

Pese a la expectativa de la Conagua, durante la noche de ayer y la madrugada de hoy, se registraron 80 metros cúbicos por segundo durante el segundo escurrimiento del Río Aguanaval en lo que va de 2014, confirmó Lorenzo Hernández, director de Protección Civil de Matamoros.

La primera comunidad que recibió este escurrimiento fue El Fresno, a las 20:00 hrs del lunes y la última fue en Petronilas a la 1:00 de la madrugada.

Se monitorearon a todas las comunidades ejidales para instruir a los usuarios de riego, que canalizaran adecuadamente este escurrimiento, por lo que se estima fueron derivados a los canales de riego, aproximadamente 40 metros cúbicos por segundo.

El reporte meteorológico mas reciente no descarta un nuevo escurrimiento para los primeros días.