Escuelas sin certificado expedían documentos a choferes

Mil licencias se otorgaron a choferes certificados por escuelas sin vigencias para hacerlo. 

Guadalajara

Alrededor de mil licencias especiales fueron expedidas por la Secretaría de Movilidad (Semov) con certificados que otorgaron escuelas a las que se les venció la vigencia para poder hacerlo, quienes a pesar de eso continuaron capacitando a choferes. 

En 2014, la Semov lanzó una convocatoria para que escuelas dieran dicha capacitación a los interesados en obtener licencia para chofer de repartidor de empresas, transporte público, taxis y vehículos de emergencia. 

Un total de once escuelas recibieron el certificado y sólo tres renovaron la vigencia de dicho documento que les permitía seguir laborando, el CONALEP detuvo su capacitación cuando se terminó la vigencia y el resto siguieron con sus actividades. 

“Muchas de ellas no cumplían en parte con los requisitos que se llevan ahí, sobre todo con la norma que se pidió también en cuanto a la vigencia de la certificación. Ahí la norma nos establece una vigencia anual de la misma y un periodo para poder solicitar el refrendo de esta certificación, muchas no las solicitaron”, comentó Gustavo Flores, director de licencias de la Semov. 

Actualmente sólo cuentan con tres escuelas que cumplen con la vigencia del certificado y que están trabajando en la capacitación. Estas son la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA), el Instituto de Formación para el Trabajo del Estado de Jalisco (IDEFT) y el Centro de Capacitación para el Trabajo Industrial (CECATI).  

Se contabilizan tres mil 500 aspirantes a obtener la licencia especial que tomaron el curso en dichas escuelas que recibieron el certificado y que podrían llegar a la Semov a solicitar dicho documento. 

“La idea es hacer un replanteamiento del proceso, vamos a tomar todos los choferes que tienen una certificación por parte de estas escuelas y vamos a hacerles una evaluación muy exhaustiva de tanto practica como teórica de manera que si vemos que tienen las aptitudes para el servicio”, dijo el funcionario. 

La contraloría del gobierno del estado comenzará una investigación para conocer qué funcionarios se podrían haber visto involucrados en permitir que siguieran operando dichas escuelas.