Esclerosis múltiple, enfermedad autoinmune que detona la genética

Es más frecuente en jóvenes de 20 a 40 años y en mujeres: afecta a tres personas del sexo femenino por cada varón.
Se estima que viven más de 2 millones de personas con esclerósis múltiple
Se estima que viven más de 2 millones de personas con esclerósis múltiple (Especial)

Guadalajara

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad que discrimina: como otras de su tipo, prefiere a las mujeres jóvenes para hacer su hogar en su sistema nervioso central y 'alimentarse' del recubrimiento de los nervios, pudiendo llegar a producir discapacidad física, a limitar la sensibilidad o el movimiento, o a causar deterioro cognitivo al paso de unos cuantos años, cuando se está aún en etapa productiva.

"Es una enfermedad autoinmune en la que el propio sistema inmunológico daña la mielina, que es la cubierta de los nervios, y esto dificulta que se de una conducción nerviosa adecuada, que los impulsos eléctricos que se trasmiten a los nervios no sean adecuados y por lo tanto puede haber manifestaciones múltiples y progresar a un daño", resaltó el doctor Eli Skromne, presidente del Comité Mexicano para el Tratamiento e Investigación en Esclerosis Múltiple (Mexctrims), A.C., quien desde hace años se dedica al estudio de este mal y cómo combatirlo.

En entrevista el especialista en neurología comentó que la reacción autoinmune puede ser generada a la presencia de anticuerpos tanto como a la presencia de las células en el organismo que destruyen.

Destacó que este padecimiento tiene un gran impacto social si se considera que es más frecuente en personas jóvenes de 20 a 40 años y que afecta predominantemente al género femenino "a gente que está formando familias, teniendo hijos", dijo. Y no tiene cura.

La esclerosis múltiple está presente en todo el mundo (se estima que viven más de 2 millones de personas con este padecimiento) pero se ha encontrado que la incidencia cambia notablemente por latitudes.

"Se sabe que en países del norte de Europa, Estados Unidos y Canadá, que se encuentran más al norte, la prevalencia de casos por cada 100 mil habitantes es casi de 200 a 300; mientras que en México se ha detectado un aproximado de 12 a 15 habitantes por cada 100 mil habitantes. Es una diferencia muy grande. Y si nos vamos a distancias más cercanas al Ecuador la cifra de pacientes se reduce y conforme nos vamos hacia el sur se incrementa la prevalencia. No se sabe bien cuál es el origen o porque se presenta este tipo de patrón epidemiológico, pero claramente sabemos que a latitudes más hacia el norte y el sur es mayor la prevalencia que en países cercanos al Ecuador", expuso.

Skromne, quien participa en el "Tercer Congreso Nacional Mexctrims", que se celebra desde ayer en Guadalajara y que concluye este sábado, recordó que junto a estos factores ambientales, los antecedentes genéticos juegan un papel muy importante para detonarla.

"Hay una predisposición genética. Entre algunos miembros de la familia donde aparentemente no hay antecedentes, ya se han establecido algunos genes, claramente identificados, que se asocian a la aparición de la esclerosis múltiple, pero debe de haber algo en el ambiente para que la enfermedad de su manifestación absoluta: la latitud, la exposición a ciertos agentes infecciosos, a ciertos alergénos, a ciertos virus, pueden favorecer que en una persona con predisposición genética a una enfermedad la desarrolle finalmente", sostuvo.

El tabaquismo es otro detonante, ya que repercute en las células del sistema inmunológico y aumenta dos veces el riesgo en pacientes con predisposición genética a la EM.

El presidente del Comité Mexicano Para el Tratamiento e Investigación en Esclerosis Múltiple dijo que los síntomas dependerán del sitio de la lesión o destrucción de la mielina, pero lo más común es que entre 30 y 40 por ciento de los pacientes se presenten manifestaciones sensitivas: la persona puede sentir una pierna dormida o un brazo o el rostro dormido, o alguna otra alteración en otra parte del cuerpo; que duele, les incomoda, sienten hormigueo.

Otros síntomas son manifestaciones motoras, debilidad, trastornos al hablar, del equilibrio, problemas visuales, ceguera de alguno de los ojos; puede haber dolor aunque no es lo común. Todos estos síntomas aparecen lentamente, no es abrupto como un infarto; por lo que el diagnóstico tarda en promedio de siete años. Esto debido a que los síntomas se padecen en brotes que van y vienen, se presentan y desaparecen incluso sin atención médica. Pero siempre dejan daño.

En este tercer congreso de Mexctrims se llevan a cabo ponencias y mesas de trabajo sobre los principales avances en el tratamiento de este padecimiento, su posible incorporación al Seguro Popular –un reclamo añejo-, la herencia, casos asintomáticos y casos pediátricos, entre otros tópicos. El fin es compartir las experiencias.

Hace tres años que Mexctrims desarrolla investigación con la meta de prevenir recaídas y retrasar la evolución de la enfermedad. El experto asegura que en los últimos diez años, hay avances en tratamientos altamente efectivos para reducir la incidencia de brotes, si bien algunos tienen efectos adversos por lo que debe estudiarse cada caso individualizado.

"Los medicamentos orales surgieron a partir del 2010. Hay medicamentos intravenosos que tienen una gran eficacia y podemos reducir la tasa de recaída hasta en un 80 por ciento", lo que es una eficacia muy alta, concluyó Eli Skromne.

Claves
DE LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE (EM)
Es una enfermedad crónica, inflamatoria, que afecta el sistema nervioso central. Puede producir discapacidad física o cognitiva.

Es una enfermedad autoinmune. El organismo reacciona, se auto ataca y destruye.

Es más frecuente en jóvenes de entre 20 y 40 años; y en mujeres que hombres: 3 afectadas por un varón.

SÍNTOMAS
Hormigueo, calambres, pérdida de la sensibilidad térmica, problemas motores como reducción de la destreza en manos, dificultad para el habla y mareos.

A través de "brotes" o "recaídas" que suelen dejar un daño o una secuela; ya sea discapacidad física, deterioro cognitivo, fatiga o trastornos en el estado de ánimo.

SUBTIPOS de EM:
Remitente-recurrente afecta al 85%
Secundaria progresiva. Aparece 10 o 20 años después del padecimiento
Primaria progresiva. Sólo afecta al 15% de los pacientes
Progresiva-recurrente, un subtipo de la anterior que puede tener recaídas raras.

DIAGNÓSTICO
El especialista más adecuado es el neurólogo.

La causa aún es desconocida, se relaciona principalmente a factores ambientales y genéticos.

Fuente: Dr. Eli Skromne, presidente del Comité Mexicano para el Tratamiento e Investigación en Esclerosis Múltiple (Mexctrims), A.C.