Habitantes de Torremolinos padecen escasez de agua

Sideapa de Gómez Palacio, envió dos pipas,esto fue hace tres semanas, sin embargo no fueron suficientes y no han vuelto al sector.
Además señalaron que de cuando en cuando se tapan los drenajes o se regresan las aguas residuales por la coladera.
Aunque la falta de agua es permanente, los recibos de cobro no dejan de llegar por un monto aproximado a 160 pesos mensuales. (Aldo Cháirez)

Gómez Palacio, Durango

Desde hace aproximadamente dos meses habitantes del Fraccionamiento Torremolinos enfrenta el problema de escasez de agua que ante las altas temperaturas se hace aún más agudo, pese a las condiciones en las que viven las autoridades competentes en atender la falta de abastecimiento del recurso hídrico, como el Sistema Descentralizado de Agua Potable (Sideapa), aún no acude al sector para explicar el problema a los habitantes y encontrar alguna solución definitiva.

La preocupación principal de los vecinos es que no tienen agua para llevar a cabo las actividades de higiene y esto puede ocasionar que se presenten enfermedades, afectando principalmente a los grupos más vulnerables, como son los niños y las personas de la tercera edad.


Lo único que hicieron hace tres semanas fue enviar dos pipas, sin embargo estas no fueron suficientes para todos los habitantes y no volvieron al sector.

Por lo pronto algunas vecinas como la señora Eva Perales quien vive en la cerrada Andalucía aseguró que desde que no tienen agua, enfrenta problemas estomacales como diarrea.

Aunque la falta de agua es permanente, los recibos de cobro no dejan de llegar por un monto aproximado a 160 pesos mensuales, como señaló la señora Perales, quien comentó que con la finalidad de conocer que pasaba con la baja presión del recurso hídrico, su esposo acudió a pagar tres meses que tenía de adeudo y solicitar una explicación, sin embargo solamente atendieron su queja.

De acuerdo con la señora Liboria Gutiérrez también vecina de la cerrada Andalucía, el agua que abastece a todo el sector de Torremolinos proviene de la noria número 27.

La principal sospecha de las vecinas del Fraccionamiento Torremolinos, que se ubica sobre la carretera Luis J. Garza rumbo al sur, es que la baja presión del agua empezó cuando se pusieron en marcha las campañas electorales.

Erika Vázquez habitantes de la cerrada Andalucía destacó que debido a la falta del recurso vital ahora le es imposible dormir, ya que tiene que estar despierta durante la madrugada que es cuando empieza a salir agua, pero solamente un “chorrito” y ya no regresa en el día.

Este sector tiene entre 13 a 12 años de haberse conformado y actualmente atraviesa por uno de los peores conflictos, como es la escasez de agua potable durante los meses de mayor calor en la Región Lagunera.