Empieza a escasear el pescado en la Puntilla

José Cervantes, presidente de la unión de locatarios dijo que las bodegas no tienen suficiente producto, lo que lo hará más caro.
Mercado de pescados y mariscos.
Están vendiendo el producto del mar que es del día. (José Luis Tapia)

Tampico

Los comerciantes del mercado La Puntilla se encuentran en crisis debido a que el mal tiempo no les ha permitido que tengan suficiente producto del mar en las bodegas, "la situación ha cambiado, no es la misma a la de hace diez años", comenta el actual presidente de la unión de locatarios, José Cervantes Ayala.

"La producción ha bajado hasta un 50%, por las bajas temperaturas", comenta el líder de expendedores de mariscos, y es que a la vez señala que el frío sólo les permite sacar para gastos diarios, ya que las ventas no ven para cuando repunten.

"Esperan que haya buen clima, sobre todo porque ahora la temporada de cuaresma se adelantó y los frentes fríos que se siguen pronosticando pueden afectar", señala. Por esa razón los precios que se manejan son igual a los del año pasado, "no podemos subirlo, porque si no, no vendemos".

Indica el presidente de los locatarios, que el marisco que venden es el que les llega al día, pero esta situación hace que se venda el producto en un precio más alto, "y es que si el tiempo fuera bueno, tendríamos la oportunidad de comprar y que el precio fuera más bajo que los que actualmente se manejan".

"En estas fechas el producto, tanto de mar como de laguna se escasea; actualmente los precios rondan entre los 100 y 150 pesos para el camarón dependiendo el tamaño; el pescado que hay es bonito, jurel, tilapia, con precios que van desde los 45 hasta más de 60 pesos", explicó

Aunque cada año este sector espera el inicio de cuaresma para obtener mayor ventas, a diferencia de todo el año pasado, este 2015 comenta el presidente de la unión, los últimos años ya no son como antes, donde con las ganancias permitían tener una recuperación.

Y precisamente, ahora con la nueva reforma hacendaria, donde hay que rendir informes cada mes, pescadores ya no ven restable este negocio, ya que cada año decae más las ventas y la producción.

Ésta condición está golpeando a los más de 40 locatarios que laboran en ese mercado, es la cuestión fiscal y además de que tienen bajas ventas y no pueden adquirir el equipo que exige la autoridad hacendaria y tampoco saben usarlo.