Entrenador comparte la filosofía Tiqui

Alfredo Martínez brindó una plática emotiva dirigida a público en general y a alumnos de diversas facultades de la Universidad Autónoma de Coahuila, quienes escucharon atentos sus palabras.
Entrenador triqui, Alfredo Martínez Salas.
Entrenador triqui, Alfredo Martínez Salas. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Una emotiva y productiva plática brindó la tarde-noche de este viernes el entrenador triqui, Alfredo Martínez Salas, a padres de familia, público en general y alumnos de diversas facultades de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Explicó que los niños triqui pasan por una vida complicada y se trata de sacarlos de ese entorno para ofrecerles un mejor futuro.

Un nutrido grupo de público se dio cita para escuchar las experiencias del entrenador, así como su método para entrenar a los 60 alumnos de la Academia de Basquetbol José Ayup Tedy, a quienes transmite el método triqui.

En el recinto universitario estuvieron presentes, el secretario general de la UAdeC Salvador Hernández, Sandra López, directora del Departamento de Cultura de la Facultad de Contaduría y Administración, el presidente de la Asociación Ayup, Gerardo Ayup del Bosque y Edgardo Ayup.

Tras una breve semblanza del expositor, se dio paso a la plática que fue escuchada atentamente por público de todas las edades, quienes fueron testigos del éxito de este grupo oaxaqueño que ya es conocido en todo el mundo, así como las claves del éxito de su entrenamiento, el cual se trata de emular en Matamoros, Coahuila, donde además, se intentará expandir la academia a las localidades vecinas mediante la Asociación Ayup.

Alfredo Martínez Salas, es originario de Santa Cruz, Oaxaca, región triqui. Es casado y cuenta con 29 años de edad, es entrenador especializado en baloncesto en los niveles 1 y 2, certificado por la Federación Internacional de Baloncesto, la FIBA y trabajó desde 2010 con el método triqui implementado por Sergio Zúñiga, ganador reciente del premio nacional del deporte.

"El proyecto inició en 2010 con Sergio Zúñiga, cuando en la región Triqui se escuchaba sólo violencia, discriminación y rezago. Fue por medio del basquetbol que los niños tuvieron un mejor futuro, en una región llena de ausentismo escolar por falta de recursos y ante la gran necesidad, ahora tienen una mejor oportunidad de vida", señaló en el inicio de la charla Martínez Salas.

El método triqui se implementó en Oaxaca en 2010, en Matamoros se trabaja bajo este esquema desde febrero de 2015.

Agregó que la intención es dar a conocer el método y que así cada vez iniciativa privada y gobierno, se interese cada vez más para seguir implementando esta metodología en La Laguna.

"La plática trató del proyecto ABIM de Oaxaca (Academia de Baloncesto Indígena de México), la que maneja el profesor Sergio Zúñiga, y pues platicamos un rato con la gente de cómo surgió el proyecto y el por qué, como se trabaja allá y cómo lo implementamos en Matamoros", comentó.

Explicó que los niños triqui pasan por una vida complicada y se trata de sacarlos de ese entorno para ofrecerles un mejor futuro.

"No es lo mismo verlos en la tele, que conocer todo su entorno, de donde vienen y donde viven, a donde van. En una casa viven hasta12 niños. Actualmente se atienden a 2 mil 600 niños, quisiéramos que fueran más. Todo eso se trata de seguir acá en Matamoros, que a través del deporte los niños tengan un mejor porvenir", aseveró.