No podemos entregarle a un extraño el agua de Tepa: regidora de PMC

La edil asegura que está en contra de financiar la obra del agua con recursos privados y desmiente al alcalde.

Tepatitlán

La regidora de oposición de Tepatitlán, por parte de Movimiento Ciudadano, María Elena de Anda, desmintió que ella o alguien de su partido esté a favor de gastar 3 millones de pesos en un estudio y permitir que un particular se haga cargo del servicio del agua potable en el municipio, luego de que en días pasados, el alcalde Jorge González sugiriera que algunos ediles de oposición en realidad están de acuerdo con dicho gasto, aunque públicamente digan lo contrario.

En una entrevista realizada al primer edil, éste señaló que los pronunciamientos en contra que han hecho los regidores del PRI y PMC respecto a financiar un millonario estudio que diga si es factible que el acueducto se construya con capital privado en vez de público, sólo se trataba de las banderas políticas de dichos partidos, pues en corto, varios de esos ediles de oposición sabían que se trata de la mejor opción para el municipio.

María Elena de Anda, regidora de PMC y ex candidata a la alcaldía de Tepa por el mismo partido, dijo sentirse extrañada por la declaración de Jorge González y asevera que lo que dice ella en privado lo sostiene en público y con el tema del financiamiento del estudio, siempre se ha mostrado en contra, pues asegura que el municipio podría darle un mejor uso a esos 3 millones de pesos que costaría el análisis, además de que "sería perjudicial para el pueblo darle la concesión del agua potable a un extraño", si se llega a aprobar que dicho servicio sea operado por un particular, como resultado de abrir a la iniciativa privada la construcción de la obra hidráulica.

De Anda Gutiérrez agrega que en otros proyectos sí ha respaldado al presidente municipal, siempre y cuando sean benéficos para el municipio, pero en el caso del acueducto, ella y sus compañeros de partido están convencidos de que sería un error abrir la obra al capital privado, pues ya hay recursos públicos disponibles.

En una sesión de cabildo pasada, los regidores panistas acordaron destinar 3 millones de pesos para pagar un estudio que indique la factibilidad de abrir a la iniciativa privada la construcción del acueducto. Los de oposición votaron en contra, argumentando que ya hay dinero federal y estatal para dicha obra, que el dinero para el análisis se podría emplear en una cosa más benéfica y que al permitir dinero de particulares, el servicio del agua se privatizaría, con consecuencias negativas para el usuario.

El alcalde Jorge González refutó los argumentos al decir que el dinero ofrecido por el estado en realidad se trata de un crédito con altas tasas de interés por parte de Banobras, por lo que se busca un financiamiento más barato en la iniciativa privada, que obtenga su retorno de inversión en la administración del servicio del agua, en las condiciones que el municipio ponga y sin atentar contra el bolsillo de los usuarios.