Avanza la enseñanza de las artes en Monterrey

Especialistas en formación artística recuerdan lo complejo que era encontrar escuelas sobre el tema, incluso refieren que las opciones para estudiar se podían contar con las manos.
En la actualidad, los pequeños pueden tomar conocimientos sobre cualquier arte cerca de sus casas.
En la actualidad, los pequeños pueden tomar conocimientos sobre cualquier arte cerca de sus casas. (Gustavo Mendoza Lemus/Archivo)

Monterrey

La enseñanza de las artes en la ciudad va cambiando en los últimos años, donde ahora se habla de centros de investigación para la cultura o de involucrar a niños y adultos mayores en actividades artísticas.

Con la llegada de espacios como el Centro Cultural Rosa de los Vientos y próximamente del Centro de Documentación e Investigación en las Artes de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el panorama luce distinto al de hace apenas 30 años.

Especialistas en la formación artística recuerdan lo complejo que era encontrar escuelas especializadas en la enseñanza de las artes en Monterrey, ciudad ligada al desarrollo económico basado en la industrial.

“Hoy les digo a los padres de familia que nosotros hubiéramos deseado un centro cultural cerca a nuestro hogar, y no sucedía”, refiere Jaime Sierra Garza, director del Centro Cultural Rosa de los Vientos y docente desde 1995.

Hace unos años

Las opciones para estudiar pintura, música o danza en la ciudad se podían contar con las manos hasta hace algunas décadas.

Entre las instituciones de formación artística longevas se encuentran Arte AC, que se formó en 1955 para impulsar las artes plásticas y escénicas.

A casi una década atrás se remontan los antecedentes de la ahora Facultad de Artes Visuales de la UANL, al crearse en 1943 la Escuela de Pintura por el Departamento de Acción Social Universitaria.

A partir de la década de los 70 se empiezan a formalizar los estudios en licenciatura para las artes, así como ampliar las opciones gracias la creación de casas de cultura y museos.

Para Mario Méndez Ramírez, ex director de la Facultad de Artes Visuales y ahora al frente del Centro de las Artes de la UANL, las dinámicas culturales en el mundo han cambiado en los últimos años, situación de la que no está exento Nuevo León.

“Los que empezamos a estudiar artes a finales de los 70 y era difícil encontrarte instituciones e, incluso a alguien que estudiara artes. El fenómeno de las artes, como de su enseñanza, se ha modificado mucho en los últimos 40 años”, refiere Méndez Ramírez.

Cambio de aires

Los cambios a los que se refiere Méndez Ramírez son hacia que cada vez es más difícil definir las fronteras de las disciplinas artísticas.

“Ahora no es fácil definir ni el concepto de arte, hay espacios híbridos. Hoy tenemos que entender cómo se complementan los espacios de producción artística a cualquier otro espacio que no necesariamente tenga relación con el arte”, agrega.

Hoy el Centro Cultural Rosa de los Vientos propone espacios de iniciación desde niños de 3 años hasta adultos mayores. Mientras que el Centro de las Artes universitario investigará fenómenos culturales de la ciudad, como ha comenzado el HUB cultural en la Escuela Adolfo Prieto.

“Si lo vemos tenemos propuestas para niños muy pequeños, intermedios, bachilleratos, licenciaturas y hasta maestrías o doctorados. Vemos una descentralización y un avance en la enseñanza de las artes”, destaca Jaime Sierra, ex director de la Escuela Superior de Música y Danza.