Olvidan a enfermos mentales de la calle

En Nuevo Laredo ante el aumento de personas en esta condición se tuvo que construir un nuevo edificio; el municipio pide al Estado apoyar para su mantenimiento.
Hay una gran cantidad de personas que andan sin rumbo por las calles de las ciudades tamaulipecas.
Hay una gran cantidad de personas que andan sin rumbo por las calles de las ciudades tamaulipecas. (Jesús Jiménez)

Tampico

Los indigentes que deambulan por las calles de las ciudades de Tamaulipas es un sector que no ha sido atendido por las autoridades, dijo el diputado local, Alfonso de León Perales, quien reiteró que es necesaria la creación de una Ley de Salud Mental que brinde atención, infraestructura y presupuesto al área.

El legislador de Movimiento Ciudadano considera que el estado y los municipios estarían "en la posibilidad de impulsar la creación de la infraestructura clínica y hospitalaria necesaria para atender a cientos y hasta miles de personas que sufren algún padecimiento mental, entre ellos los indigentes que deambulan por la calle sin que nadie les brinde apoyo alguno".

Apuntó que el actual programa estatal que ve por este sector tiene algunas lagunas como lo son la discriminación a los enfermos y la falta de infraestructura.

"Lo que vemos es que hay mucha discriminación para la atención en este aspecto. Hasta en el mismo seno familiar son discriminados", expresó el diputado local y presidente de la Comisión de Salud en el Congreso de Tamaulipas.

Por lo anterior dijo que es necesario incrementar la infraestructura que actualmente se tiene y además se debe "obligar al Estado a que les proporcione atención médica y que les permita incorporarse a la sociedad hasta que haya sido curado".

Tan solo en Nuevo Laredo, existen al menos más de 20 personas que deambulan por las principales calles de la ciudad y padecen algún trastorno mental pero sus familias no se hacen responsables de los enfermos, según cifras del gobierno municipal.

En el Centro de Salud Mental (Cesame) del Patronato Pro- Indigentes Psiquiátricos, se atienden a 24 personas, en su mayoría con padecimientos de esquizofrenia, esquizofrenia simple, paranoide y la desorganizada, dijo Susana Jarero, subdirectora administrativa del instituto.

Explicó que la mayoría de los pacientes que están internados en Cesame no cuentan con una familia y algunos de ellos tienen años viviendo en las instalaciones, ya que nadie se puede hacer responsable de ellos, situación que ha incrementado el recurso para poder mantener el centro, ya que el gasto promedio al mes es superior a los 300 mil pesos.

Detalló que es necesario un nuevo Cesame, ya que el costo por cada tratamiento de los enfermos que padecen de algún trastorno mental oscila entre los 18 mil pesos.

"Nosotros vemos muy bien que se construya un nuevo Centro de Salud Mental, sabemos que es muy desgastante el trastorno mental para la familia y más cuando no se sabe como sobre llevarlo. Nosotros siempre hemos tenido coordinación con el gobierno municipal y que bueno porque el único beneficiado es la población, tanto a ellos como a nosotros nos va ir mejor, porque se nos va a aligerar la carga a nosotros ya que hay temporadas que se nos satura el centro".

La subdirectora administrativa del Cesame mencionó que durante el 2014, la enfermedad que se incrementó fue la esquizofrenia paranoide con un 52 por ciento, le sigue el trastorno depresivo con un 40 por ciento.

Por su parte el gobierno municipal de Nuevo Laredo construye un Pabellón Psiquiátrico municipal y que podría entrar en operación el próximo abril, el cual tiene una inversión de ocho millones de pesos en la edificación del inmueble y un millón y medio en adquisición de equipo.

Luis Cavazos Cárdenas, regidor del ayuntamiento, manifestó que debido a que existían personas que padecían de sus facultades y que deambulaban por las principales avenidas, poniéndose en riesgo de algún accidente, se decidió construir este centro y dar atención a las a los pacientes.

"Este centro va a tener capacidad de internar a 50 personas y va a tener una área de consulta externa, ya tenemos algunos en lista de espera como para trabajar e ingresar en la atención médica", expresó.

Cavazos Cárdenas mencionó que se busca apoyo del gobierno del estado para el mantenimiento del Pabellón de Salud Mental ya que este problema de salud pública es de su competencia, sin embargo no han recibido una respuesta. Mientras el gobierno municipal destinó un recurso para el mantenimiento de 250 mil pesos.

"Antes de iniciar los presupuestos se habló con el presidente y se destinó una partida para este año y estamos gestionando también con el Gobierno del Estado para que también ofrezca un recurso para el mantenimiento del centro".

Actualmente el único lugar en donde se atienden a este tipo de pacientes es el centro de salud mental que alberga a 18 enfermos.