La clave se encuentra en inculcar la prevención, señala el CECAJ

Respeto a menores de edad y lucha vs legalización, otros retos.

Guadalajara

Como “no hay recursos que alcancen”, pensar sólo en abrir centros de rehabilitación de adicciones no es la política adecuada, señaló el secretario técnico del Consejo Estatal Contra las Adicciones en Jalisco (CECAJ), Enrico Sotelo González. Por ello impulsa acciones de prevención para evitar que los niños y jóvenes se conviertan en consumidores habituales de drogas.

Refirió que la edad promedio de inicio en el consumo de drogas es de 15 años y que es posible intervenir en esta etapa sin necesidad de llegar a situaciones de dependencia.

Por ello, dijo, se impulsan convenios con secretarías y agrupaciones civiles a fin de “crear sinergias y trabajar en conjunto también en la prevención de las adicciones”.

Parte fundamental de la estrategia es que todos los centros de rehabilitación certificados, o en busca de certificarse, desarrollen programas de prevención, sostuvo.

Por otra parte, recientemente el CECAJ signó un convenio de colaboración con Centros de Integración Juvenil (CIJ), una institución de gran prestigio a nivel nacional que cuenta con unidades de internamiento en Jalisco y que a través de este acuerdo se sumará
también a los esfuerzos de prevención.

Dicho convenio se firmó en el marco de una reunión que celebraron patronatos y directivos de CIJ de 24 ciudades de 11 estados del país en esta capital, el 25 y 26 de marzo pasado.

En ella, además de compartir experiencias exitosas, revisar lineamientos generales de trabajo y definir las metas institucionales para este 2014, la directora general de CIJ, Carmen Fernández Cáceres, habló de las nuevas políticas de atención del consumo de drogas en el mundo;
y cómo repercutirán en México.

El debate por la legalización de la mariguana es ciertamente uno de los motivos de preocupación que expusieron los participantes en la reunión. CIJ defiende no legalizar la producción, distribución y consumo de este enervante.