Petroleras foráneas condicionan invertir en Tamaulipas

Los gobiernos federal y estatal tendrán que dar certidumbre a la IP, dice Germán Pacheco.
IP extranjera requieren certeza en seguridad.
IP extranjera requieren certeza en seguridad. (José Luis Tapia)

Tampico y Altamira

En Tamaulipas están interesadas en invertir empresas del ramo energético por el potencial que tiene el estado, con la condicionante de que se les garantice la seguridad, indicó el diputado federal panista Germán Pacheco Díaz.

Hace tres semanas los representantes de empresas petroleras del extranjero se reunieron con el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin y con diputados federales, así como con senadores, y una de las inquietudes de los inversionistas fue la seguridad.

Sostuvo que en el encuentro celebrado en Houston, Texas, “el común denominador con esas empresas fue la seguridad, ya que todos nos reclamaron el tema de seguridad e inclusive es un tema que se llevó el director de Pemex”.

En el evento acudieron los directivos y representantes en América Latina de las empresas Chevron, Exxon Mobil, British, Estatoil, Petrogas, entre otras y “todas están interesadas en Tamaulipas”, dijo Pacheco.

Durante la comida y tras las conferencias en las cuales participaron más de mil personas, entre ellos inversionistas coreanos que ya estaban invirtiendo en el ramo petrolero, específicamente en la Cuenca de Burgos, quienes señalaron que se tuvieron que ir del estado por inseguridad.

“En una de las mesas me tocó dialogar con unos coreanos que ya estaban trabajando en Tamaulipas, pero por el tema de la seguridad se tuvieron que ir”, enfatizó el legislador federal por Tampico.

Sobre qué es lo que podrían hacer como legisladores federales para mejorar las condiciones y darles certeza a los inversionistas extranjeros que hayan volteado a ver a Tamaulipas, destacó que ellos ya hicieron lo que les correspondía al aprobar la reforma energética.

Recalcó que la responsabilidad de darle certeza a las grandes compañías petroleras que están interesadas en Tamaulipas es del Presidente, Enrique Peña Nieto y de Egidio Torre Cantú, gobernador del estado.

“Sobre el tema de la seguridad, recae en el Gobierno de Tamaulipas, quien es el que tiene que dar las condiciones en el tema de seguridad pensando en que lleguen cada vez más inversiones, que a su vez, generarán mayor movimiento económico en el estado”, dijo.

Recalcó que el territorio tamaulipeco será uno de los más beneficiados con la reforma energética, y ese fue el principal motivo por el cual los diputados y senadores del PAN la votaron a favor.Asimismo el diputado local Carlos González Toral, indicó que tras la aprobación de la reforma energética, Matamoros se convertirá en capital petrolera del noreste del país.

KEPPEL DARÁ CAPACITACIONES

La empresa  Keppel Offshore & Marine ofreció a la Administración Portuaria Integral capacitar a los trabajadores interesados en laborar en el nuevo astillero.

Los llevarán a sus instalaciones en Brownsville y Singapur para actualizarlos en soldadura y en ingeniería metalmecánica.

José Carlos Rodríguez Montemayor, director de la Administración Portuaria Integral de Altamira, dijo que el persona de la empresa vendrá a realizar los estudios de mecánica de suelo, en la zona que la API está ofreciendo para la instalación del astillero que la empresa piensa edificar en dos años y medio.

Dijo que el acuerdo con la empresa es que los 4 mil espacios para trabajar en la compañía sean mano de obra local, por lo que el municipio sigue trabajando en la capacitación y certificación de soldadores y otros obreros dedicados a la mano de obra calificada.

Sin embargo en la última visita la empresa Keppel se mostró interesada en colaborar en la capacitación, y ofreció llevarlos a sus instalaciones en Brownsville y Singapur para que se familiaricen con el trabajo que realiza la compañía, que se dedican a dar mantenimiento y edificar plataformas marina, así como el mantenimiento de barcos.

“No establecieron el número de trabajadores que se van a llevar pero nos comentaron que una vez que hayan seleccionado al personal llevarán a una parte a capacitarse a sus instalaciones en Estados Unidos y Singapur. 

La construcción del astillero costará 400 millones de dólares, de los cuales 150 millones se canalizarán en una primera etapa, con la generación de 4 mil empleos.