Empresas fuera del padrón ya no operan en el estado: Sedesu

La Asaec señala que ninguna de las compañías que representa está fuera de ley.

Monterrey

La Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) aseguró que ninguna de las 16 pedreras que están fuera del registro oficial está operando actualmente en Nuevo León, y reiteró en que son 48 extractoras de roca caliza las que existen en el estado.

Lo anterior debido a que la organización Únete Pueblo detectó que además de estas 48, existen otras 16 extractoras de roca caliza que no figuran dentro del padrón pero que en algún momento tramitaron un permiso para operar.

El titular de la dependencia, Roberto Russildi, indicó que esta diferencia se debe a una duplicidad de razones sociales, debido a que alguna empresa en cuestión tramitó más de un permiso, o a que se otorgaron autorizaciones para que operaran temporalmente.

"Nosotros hemos hecho un trabajo muy completo de hacer un levantamiento de todas las empresas que hay, son esas 48, las otras yo estoy seguro que es una confusión entre razones sociales duplicadas que estaban ahí, o empresas que temporalmente trabajaron y hace tiempo que no trabajan, y que, sin embargo, se quedaron los nombres sin registro.

"Esos 16 traen esa problemática de duplicidad de nombres o que operaron temporalmente en alguna época pasada y ya no operan, sin embargo, si llegara a aparecer uno nuevo que no hemos detectado, escondido ahí en una parte del cerro,
bienvenida la información de quienes estén cerca de ellos y se den cuenta para que actuemos de inmediato", mencionó.

Sin embargo, la asociación aseguró que solo existen dos empresas que duplicaron trámite de permiso y son Minorte SA de CV y Trido SA de CV, y éstas sí se encuentran en el padrón, por lo que descartaron que las otras 16 razones sociales extras sean por duplicidad.

Además de no existir en el padrón oficial, algunas de estas empresas estuvieron en el ojo de la polémica, tal como Matrimar SA de CV, que operó sin permisos en una reserva natural, y Constructora CMS Mayran, que desvió el cauce del río San Juan para extraer piedra.

Sobre esto, el funcionario señaló que en el caso de Matrimar hubo un cambio de razón social y actualmente existeun juicio de nulidad por permisos que dio la administración pasada, y la otra pedrera, dijo, fue clausurada una vez que se hizo la denuncia.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Extractores de Caliza de Nuevo León (Asaec), Miguel Ibarra, mencionó que han estado trabajando en coordinación con el Estado y ninguna de las 11 empresas que ellos representan está fuera de la ley.