150 empleados de Correos demandan reinstalación

Son trabajadores hasta con 25 años de antigüedad, que fueron hostigados para firmar su renuncia, afirman.
Los empleados demandan hoy su reinstalación
Los empleados demandan hoy su reinstalación (Maricarmen Rello )

Guadalajara

Agobiados por un despido que aseguran es injustificado, 150 empleados del Servicio Postal Mexicano (Sepomex) en Jalisco presentaron este día demandas ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, para ser reinstalados en su puestos de trabajo.

El argumento para despedirlos fue que se trataba de parte de un recorte federal, que también advierten arbitrario, pues resultaron afectados trabajadores con hasta 25 años de antigüedad, y no se instauró un programa de retiro voluntario, como en ocasiones anteriores en que han sido sacrificados en aras de una supuesta austeridad que no llega a los altos mandos, según indicaron en conferencia de prensa ofrecida hoy.

Alberto Orozco González, coordinador del Frente Nacional en defensa de los empleados del Sepomex, indicó que a partir del 13 de diciembre pasado arrancó el recorte de personal, y la administración los hostigó para que firmaran la liquidación. "Se acercaba Navidad y nos dijeron que no nos iban a dar el aguinaldo, el bono y otras prestaciones", aseguró. Él fue uno de los cinco, entre 150 despidos, que se negó a firmar. El resto cedió.

Sin embargo, por haber sido coaccionados, los empleados demandan hoy su reinstalación. Sin respaldo del Sindicato de Sepomex que, tanto a nivel nacional como estatal, no ha empujado su defensa, ni intercedido ante casos específicos.

Mario Alberto García Soto es cartero, sigue activo pero se ha sumado al movimiento en defensa de sus compañeros rescindidos junto a otros sindicatos independiente y organizaciones civiles, porque consideró en que el despido es arbitrario y además no se ha respetado el Contrato Colectivo de Trabajo.

De un total de 700 empleados que en 2016 conformaban el Servicio de Correos en Jalisco, tras el recorte que culminó este mes, quedan 550 quienes, dijo, se han debido repartir la cobertura de rutas de entrega y ahora son amenazados con trabajar los domingos, su día de descanso, "nos han dicho que vamos a empezar a repartir los recibos de la luz y que no es negociable", apuntó.

Otro caso es el de Elsa María Rodríguez Maldonado, empleada con 18 años de servicios en Correos de México y una trayectoria limpia.

"Soy una empleada que me considero de hueso colorado al Correo, empecé a trabajar aquí a los 17 años siempre en el área administrativa... Se venían los recortes y pensé que iba a salir la gente que no trabaja, la que no cumple. Yo trabajaba bono, jamás demandé ninguna homologación salarial (sus compañeros sí) y me despiden. Soy madre soltera de un niño de siete años, y el motivo que me dieron es que 'me tocó', yo estoy indignada", dijo. Por ello, escribió una carta al presidente del país, Enrique Peña Nieto, solicitando la reconsideración en su caso, de la que aún no tiene respuesta.

Los trabajadores despedidos, que a nivel nacional son mil 700, y quienes los apoyan, confían en que procedan sus demandas laborales. Y no descartan hacer movilizaciones.

MC