La UdeG pide suspender el acueducto El Zapotillo-León

La institución considera que no hay justificación a la extracción de agua del Verde para una urbe que quiere reservas al costo de sacrificar a la región alteña, una de las más productivas del país.
La Universidad de Guadalajara considera que el acueducto que construye Abengoa no es necesario ni transparente
La Universidad de Guadalajara considera que el acueducto que construye Abengoa no es necesario ni transparente (Agustín del Castillo)

Guadalajara

La Universidad de Guadalajara, de forma institucional, ha pedido la suspensión del trasvase de agua del Río Verde a la ciudad de León, a través del acueducto que construye la transnacional Abengoa, por considerar que no es necesario, que no es transparente y que está apalancado en la “soberbia” de las instituciones responsables: la Comisión Nacional del Agua por el gobierno federal, y los estados de Jalisco y Guanajuato.

“Los argumentos técnicos han sido manipulados por razones políticas, gestando un conflicto social que por soberbia no ha sido resuelto”, señala un comunicado oficial de la casa de estudios, emitido esta tarde.

TE RECOMENDAMOS: León, una ciudad “insustentable” que amenaza a toda la región

“Desde 2014, investigadores de la UdeG han identificado inconsistencias, expresado dudas y desacuerdos con los proyectos de construcción de la Presa El Zapotillo y su acueducto, con el cual pretende llevarse agua del Río Verde, en Los Altos de Jalisco, hasta León, Guanajuato. A la fecha no se ha presentado de manera clara ni completa la información que los sustente, y tampoco han sido atendidas las recomendaciones del Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua”, añade.

Hoy, la Ude G “demanda a los Poderes Ejecutivo federal y estatal que se suspenda la inminente construcción del acueducto, a fin de distender el conflicto generado en la región”. Asimismo, “exige que garanticen la integridad de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, los poblados amenazados por la construcción de la presa; se optimice el consumo de líquido; se clarifiquen los criterios que se consideraron para la construcción de las obras y que de manera inmediata se entregue toda la información para responder los cuestionamientos en torno al multimillonario embalse”.

A través de sus Centros Universitarios de los Altos y de los Lagos, la UdeG “subraya que los proyectos han generado encono y discordia entre la población, porque su diseño e implementación han sido conducidos con nula transparencia y se han manipulado argumentos técnicos por razones políticas. Esta Casa de Estudio demanda actuar con sentido de responsabilidad, pues ha faltado diálogo y sobrado soberbia para resolver el conflicto”.

¿Por qué no es pertinente el trasvase? “Según la modelación sobre el impacto del calentamiento global realizada por expertos de nuestra institución, los acuíferos están abatidos y será insostenible que se extraiga agua para trasvasar a León. Tampoco hay análisis adecuados de costo-beneficio social que incluyan criterios de equidad social y sostenibilidad”.

Los jaliscienses “desconocen además los criterios legales, financieros y de beneficio social considerados para concesionar el trasvase a una empresa como Abengoa, hoy en quiebra y liquidación. La situación actual no requiere conflictos regionales. El problema no es entre Jalisco y Guanajuato: La Nación necesita elevar la mira en todos los terrenos”, remata el documento. De este modo, la casa de estudios se suma al reclamo que hace unos días fue planteado por los presidentes municipales del área metropolitana de Guadalajara, de que la presa sólo quede para uso de los jaliscienses y no se sacrifique el desarrollo de Los Altos de Jalisco, una de las regiones pecuarias fundamentales del país, principal productora de huevo, de leche y de carne de cerdo.

Ambas posturas cuentan con el beneplácito del Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua en Jalisco, que si bien está conformado por el gobierno estatal, ha tenido una relación difícil con esa instancia pública.

LO QUE ESTÁ EN JUEGO

La vida de tres poblados enclavados en las cañadas del Río Verde y la productividad económica de toda una región.

La determinación de cómo se desarrollarán dos de las urbes más importantes del país, León y Guadalajara, y si tendrán capacidad de establecer una gestión integral del recurso.

El precedente más importante para el modo en que podrían definirse otros proyectos nacionales de mover agua entre cuencas, una medida ambientalmente costosa que desaprueba la comunidad internacional.

GPE