Aguas negras brotan en el ejido Hormiguero

Los pobladores sufren la carencia de líquido potable desde hace un año, han hecho reclamos a las autoridades municipales quienes no encaran el problema.
Para beber se las arreglan con garrafones que se han vuelto un lujo imprescindible.
Para beber se las arreglan con garrafones que se han vuelto un lujo imprescindible. (Milenio Digital)

Matamoros, Coahuila

Vecinos del ejido Hormiguero de Matamoros no ven el agua desde hace buen rato. Al menos la potable, porque lo que son las aguas negras las tienen a chorros.

Ese rato ya va para el año. Mientras que las llaves están secas y no brota nada de líquido, en varios puntos de esta población hay charcos de asquerosas aguas que no dan tregua con la proliferación de moscos y abren la puerta a una larga serie de malestares.

Para la familia Laredo Onofre, su patio es como quien dice una alberca. La calle también se desapareció debajo de miles de litros de turbias aguas negras, que ya los tienen hartos.

Los que más sufren, afirman, son los niños. La señora Ramona Castañeda que cuida a 10 nietos y bisnietos, comenta que al agua se le dan tres usos: baño, lavar la ropa y limpiar la casa. Pero cada día es más difícil.

Para beber se las arreglan con garrafones que se han vuelto un lujo imprescindible. A las cabras, principal sustento de muchos vecinos, para que no mueran de sed, se les brindan botes de agua fangosa.

Aunque ya han hecho muchas peticiones al ayuntamiento matamorense, aún están a la espera de que por fin alguien les haga caso y les den al menos una vez al día o al menos un día, flujo del vital líquido y de pasada les ayuden a sacar las aguas negras.