Plantean cárcel para padres que no envíen a sus hijos a la escuela

El legislador local del PAN, Luis Ángel Benavides, presentará una iniciativa para que la educación de los infantes esté garantizada.

Monterrey

En Nuevo León podría sancionarse hasta con tres años de cárcel a los padres que no envíen a sus hijos a la escuela o que los sometan a jornadas laborales que les impida acudir a los planteles educativos.

Esto forma parte de una iniciativa del diputado local del Partido Acción Nacional, Luis Ángel Benavides, la cual será presentada este miércoles ante el Pleno del Congreso, y que además propone la creación de presupuestos de apoyo para menores de escasos recursos. 

Según el artículo segundo de la Ley de Educación, “la Educación es un medio fundamental para adquirir, transmitir y acrecentar la cultura, es un proceso permanente que contribuye al desarrollo del individuo y a la transformación de la sociedad y es factor determinante para la adquisición de conocimientos, para la formación de los hombre y mujeres, de manera que tengan sentido de solidaridad social”.

Sin embargo, para el legislador local del PAN, lo que establece la legislación es muy “tibio”, al momento de hablar de los menores que no acuden a la escuela y la responsabilidad de los padres en esta situación.

Es por ello que anunció que promoverá reformas a la Ley de Educación y al Código Penal del Estado para establecer sanciones que van desde los seis meses y hasta los tres años de cárcel para los padres o tutores de menores que no envíen a los menores a clases o se los impidan.

“Lo que actualmente está en el marco normativo hay un tratamiento muy tibio sobre llevar o no a los niños a la escuela, habla únicamente de que la Secretaría de Educación, en este caso por medio de las escuelas se les va a hacer un llamado a los padres de familia que no lleven a sus menores a la escuela… pero no hay ninguna sanción.

“Lo que nosotros estamos solicitando, que haya una sanción penal para las personas que no lleven a sus hijos a los estudios”.

Benavides Garza explicó que el tema será bien analizado para no perjudicar a familias de zonas rurales en donde en ocasiones no hay escuelas a dónde acudir, o no cuentan con medios de transportación.

“Vamos a ver muy detenidamente el tema, porque también hay áreas como las zonas rurales, donde tenemos que darles esa viabilidad de que realmente tengan una escuela, pero sí que quede muy explícito que habrá sanciones para los padres de familia que no lleven a sus hijos a la escuela”.

Incluso habló de la creación de fondos especiales para garantizar a los menores en situación de pobreza, el acceso a la educación con útiles, uniformes y trasportación.