No sancionan a edificios irregulares… pero a 'minicasitas' sí

Mientras permanece la polémica de edificios que violan la ley, autoridades de San Pedro demuelen construcción de 90 metros cuadrados en Valle de San Ángel.
La construcción está ubicada en el cruce de las calles Teocalli y Aztlán.
La construcción está ubicada en el cruce de las calles Teocalli y Aztlán. (Raúl Palacios)

San Pedro Garza García

Sin aplicar la misma medida en contra de torres de departamentos y oficinas VIP que violan el reglamento y que sólo han sido multados, el municipio de San Pedro dejó caer todo el peso de la ley al iniciar la demolición de una minicasita con 90 metros cuadrados de construcción, establecida ilegalmente en la colonia Valle de San Ángel.

Supervisado por Rosy del Bosque, directora jurídica de la Secretaría de Desarrollo Sustentable del municipio, un grupo de trabajadores inició con las labores de destrucción de la pequeña edificación ubicada sobre la calle Teocalli y Aztlán, en el sector Mexicano.

Luego que desde diciembre pasado varios vecinos se quejaran de la construcción, la dependencia municipal inició un procedimiento administrativo que desencadenó en la orden para demoler dicho inmueble.

Del Bosque informó que la construcción de dos niveles y con un pequeño sótano, fue levantada en el área de un estacionamiento de un edificio de departamentos sobre la calle Teocalli.

Sin embargo, la edificación no contaba con la licencia y permiso de construcción, ni uso de suelo, ni autorización alguna.

Durante un recorrido realizado por MILENIO Monterrey, se comprobó que la construcción está levantada sobre la base de un tronco de árbol, a la orilla de un cerro.

“Es una área de estacionamiento, no se puede construir, ya que no es regularizable, además no cuenta con ningún tipo de permiso.

“El Departamento Jurídico la Secretaría de Desarrollo Sustentable inició un procedimiento administrativo que termina en esta sanción, se procedió a una orden de demolición porque no contaba con permiso y estaba en un área no regularizable.

“Lo que pasa es que es parte de un condominio, en un área de estacionamiento y tuvimos una queja de vecinos”, indicaron los funcionarios que no aceptaron entrevista, porque la Dirección de Comunicación Social entregaría desde la 13:00 un boletín que nunca llegó.

Sin embargo, existen otros casos en los que la ley no se aplica igual. Un ejemplo es la Torre Tanarah, que a pesar de ser sancionada con una orden de demolición por haber excedido la altura permitida, continúa construyendo, en un claro desafío a la autoridad municipal.