Van diputados a la “caza de aviadores”

Encuentran que poco más de 60 por ciento estaban trabajando en el edificio Juárez. Las oficinas lucen abandonadas, semi destruidas y llenas de polvo.

Guadalajara

Oficinas abandonadas y hasta semi destruidas, computadoras llenas de polvo y escritorios sin señales de que alguien trabaje ahí, fueron algunos de los detalles que encontraron los diputados panistas Guillermo Martínez Mora, Alberto Esquer Gutiérrez y Víctor Sánchez Orozco, en el recorrido que hicieron por el edificio Juárez del Congreso del Estado.

El inmueble, que tuvo un costo de 30 millones de pesos y se gastaron 42 millones de pesos en su habilitación, luce deteriorado, con instalaciones eléctricas y del aire acondicionado al descubierto. Además, ninguno de los dos elevadores sirve.

La revisión para “cazar” aviadores detectó que de 149 empleados en la lista de personas adscritas a las oficinas del edificio Juárez, sólo 62 estaban en su lugar y seis de vacaciones. El resto habían ido a desayunar, a una reunión o estaban con su respectivo diputados, según las justificaciones de sus compañeros. Incluso, hubo algunos, como a los cinco del órgano técnico de la Comisión de Juventud y Deporte, que preside el priista Miguel Hernández, que ni los conocían.

Las oficinas del órgano técnico de la Comisión de Asuntos Electorales, que preside el diputado priista Joaquín Portilla, ni siquiera estaban abiertas.

Entre los casos que destacó el diputado Guillermo Martínez, está el de Alejandra Lúa, a quien él ha denunciado como “aviadora”, y quien tiene un salario de 60 mil pesos mensuales. Su oficina estaba vacía y sin señales de ser utilizada. Sus compañeros de la dirección de Investigaciones Jurídicas no supieron las razones ni los días de ausencia.

Las únicas oficinas en las que estaba todo el personal y se encontraban además laborando, fueron las de los órganos técnicos de las comisiones de Hacienda, que preside el priista Miguel Castro Reynoso, y de Puntos Constitucionales, del panista Hernán Cortés Berumen.